Páginas vistas en total

lunes, 20 de marzo de 2017

el valiente embajador de Brasil Eduardo Saboja que condujo a Roger Pinto de su cautiverio en la Embajada de Brasil en La Paz, acaba de ser nombrado jefe de Gabinete del nuevo Canciller Aloysiuo Núñez, nos informa H. Olmos cuando se refiere al aislamiento de Venezuela en política exterior señal clara de "tiempos de cambio"

Tiempos de cambio


Libre de las obstrucciones que solía representar Venezuela, ahora suspendida del Mercosur, el bloque integracionista se dispone a retomar con ímpetu el diálogo con la Unión Europea, en un proceso llamado a dinamizar el comercio entre los dos bloques en momentos de desconcierto ante el proteccionismo de la administración de Donald Trump y la salida británica de la Unión Europea (UE). Las expresiones de afecto entre los dos bloques llevan más de 20 años, pero nunca como estos días parecen tan promisorias empujadas por el sentimiento común de que es imperativo oponer el libre comercio a la tendencia aislacionista estadounidense y a la ruptura británica con el continente europeo. Una alianza entre ambos puede estar más cerca que nunca.

Representantes del núcleo fundador del mayor bloque comercial del mundo en desarrollo se reúnen estos días en Buenos Aires para definir pasos a seguir en un encuentro con la UE el mes venidero, demostrativo de la dinámica que empiezan a adquirir las relaciones entre países de la región. Argentina, Paraguay, Brasil y Uruguay están reunidos en Buenos Aires para discutir la agenda del Mercosur ante el bloque europeo, inclusive fórmulas para acelerar las negociaciones agrícolas donde el proteccionismo del Viejo Continente es mayor. 

Excluidos de los desplazamientos de la diplomacia regional parecen los países del socialismo del siglo XXI, atados por ideologías que les impiden sumarse a las corrientes que se mueven en el hemisferio. Venezuela dejó de contar en el bloque sudamericano desde su apartamiento bochornoso en diciembre, al expirar su presidencia semestral. Fue un resultado ‘colateral’ de los cambios de dirección política ocurridos en Brasil y Argentina. Bolivia era candidata a ingresar al grupo de manera plena, pero ahora que la brújula ideológica del continente ha dejado de apuntar a la izquierda, es incierto si todavía tiene interés en acoplarse. Ecuador dejará de ser una incógnita el 2 de abril con la segunda ronda electoral.

 Hace pocos días, asumió el mando de la política exterior brasileña el legislador Aloysio Nunes, como sustituto de José Serra, que en pocos meses trazó nuevas líneas a la política exterior de su país, distante de las del socialismo del siglo XXI. Nunes acentuó esas líneas y acaba de declarar que Venezuela ha desbordado la normalidad democrática y es una dictadura indisimulada. Más aún, designó como jefe de su gabinete a Eduardo Saboia. 

¿Recuerdan el nombre? Vale la pena tomar nota. Fue el diplomático que hace tres años condujo al senador boliviano Roger Pinto en una travesía épica por la carretera La Paz-Corumbá, tras la negativa pertinaz de la Cancillería de otorgarle salvoconducto. Llevaba 14 meses refugiado en la embajada brasileña