Páginas vistas en total

domingo, 13 de agosto de 2017

moderación y cautela se advierte en El Deber cuando trata los textos de Evo en el "twitter" sobre Venezuela y Corea. en efecto al Jefe de Estado, se le está yendo la mano y está escarbando en terreno explosivo muy peligroso para la seguridad y la imagen de Bolivia. está en "una escalada nada conveniente" sometiendo al Estado a un callejón sin salida. Cuidado!


Una escalada nada conveniente


Los mensajes por “twitter” no son ni patrimonio ni monopolio de Evo Morales; muchas personalidades usan ese sistema de mensajes breves de la red informática para emitir opiniones, a veces controversiales. El propio Donald Trump ha mandado “twitteos” que en su momento causaron molestias o estupor. Claro que ni el presidente de EEUU ni otros líderes mundiales “twittean” con la frecuencia -prácticamente diaria- del mandatario boliviano. Ya son conocidos sus reiterativos juicios de valor lanzados por ese medio. Hace poco llamó “loco” al Secretario General de la OEA Luis Almagro y acusó nuevamente a EEUU de promover intervenciones militares para “saquear los recursos naturales”, además de insistir en que la sanción a Venezuela “es una intromisión” que precederá una “intervención para adueñarse de su petróleo”. 

Ahora nuevamente le ha tocado el turno a Trump y a su país, esta vez con motivo de la crisis en curso entre Washington y el gobierno de Corea del Norte que preside Kim Jong-un. Tras los usuales ataques al “imperio”, el mandatario boliviano calificó las advertencias de Trump al dictador norcoreano como una “afrenta a la humanidad”. En algunos círculos foráneos su twitteo se ha interpretado como un llamado a la paz y en otros, como un respaldo implícito al régimen de Piongyang.

A este nuevo embrollo se han sumado las expresiones vertidas a una agencia noticiosa por el actual jefe interino de la diplomacia estadounidense en Bolivia, Peter Brennan. Allí comenta que los apoyos de Morales a Nicolás Maduro y sus habituales expresiones contra los Estados Unidos, forman parte de una retórica que “no ayuda” para restablecer las relaciones diplomáticas en el nivel de embajadores, truncas desde 2008. Agregó Brennan que urge restablecer la confianza entre los gobiernos para llevar las relaciones al más alto nivel.

Los comentarios del encargado de negocios a.i. han provocado desagrado entre las autoridades nacionales del ramo y se le ha pedido que se “retracte”. El proceso está en curso, ojalá no llegue a mayores, tal cosa no es conveniente para ninguna de las partes. Firmeza en la defensa de lo propio sí, demagogia no. El interés nacional tiene supremacía; en función del mismo deberá manejarse el proceso con serenidad. Una gran asimetría en términos de poder nos conduce hacia la moderación sin perder la dignidad. El que abre puertas también tiene capacidad de cerrarlas. Es el caso de la superpotencia, guste o no. Mejor desarticular la escalada antes de llegar a situaciones irreversibles, más negativas para nosotros que para la contraparte