Páginas vistas en total

lunes, 5 de marzo de 2007

La danza de los millones

A partir del retorno del Presidente Morales de Brasil y el anuncio exitista de haber obtenido 144 millones de dólares de ingreso extra al Tesoro, las noticias vinculadas con astronómicas sumas de millones de dólares se repiten cada día, de tal manera que pareciera gozar Bolivia de una bonanza económica sin precedentes. Millones para el Ejército, millones para la Policía, para el magisterio, para las carreteras, para los municipios, para la diplomacia (al contrario de lo sucedido en las tres últimas administraciones en lugar de disminuir se están aumentando las representaciones diplomáticas).
La danza de millones nos hace recordar lo sucedido en el tiempo de la capitalización emprendida por el Presidente Sánchez de Lozada. Daba la impresión al lector de noticias que Bolivia estaba viviendo un período de tal auge y bienestar que el dinero llovía, poco menos, y que todos se beneficiaban de la magia del Plan de Privatizaciones (lo que Augusto Cuadro Sánchez llama acertadamente "del cuento del tío de la capitalización").
Los hechos se encargan de desmentir que esta danza de millones sea una realidad, de lo contrario no buscarían desesperadamente salir de Bolivia al exterior un promedio de 500 personas por día, ni los conflictos por mejoras económicas fuesen tantos y tan repetidos, que la creación de fuentes de trabajo es aún una utopía, que si globalmente se advierten señales de cierta mejoría, la situación del ciudadano de a pie, "del hombre de la calle" no ha cambiado.
Los operadores de la propaganda "evista" deberían cuidar de no proseguir con el ritmo de esta danza de millones, porque cuando el globo se desinfle, sobrevendrá la frustración, el desencanto, la bronca, con sus desagradables e indeseadas acciones de violencia destructiva.