Páginas vistas en total

viernes, 27 de abril de 2007

Porqué no haber evitado la dinamita en Sucre?

Primera Plana pone ante sus ojos, la noticia, el acontecimiento mayor de cada día ocurrido en Bolivia. Por las características del blog, este acontecimiento va resumido con un punto de vista periodístico.
Si la solución a la demanda de los mineros de Huanuni que marcharon en tropel a Sucre y provocaron angustia entre los pobladores por haber abusado los mineros de la dinamita que hicieron estallar por miles e intentaron tomar por la fuerza e incendiar el Tribunal de la Judicatura en un alarde de prepotencia e impunidad que nadie se puede explicar, si tal parece que...la provocación habría sido planeada con el interés político de mostrar el poder del Presidente Morales que con una declaración a mil kilómetros de distancia podía aplacar los ánimo y señores "aquí no ha pasado nada".
Los mineros de Huanuni empleados de COMIBOL desde hace poco, hicieron alarde de bravura y de osadía, desde haberse movilizado, varios cientos dicen unos, más de mil dicen otros, en sendos buses de Oruro, y llegado a Sucre y "sorprendido a la Policía que no pudo evitar su ingreso a la ciudad", o quizá lo más correcto sería escribir que "no intentó siquiera detener la marcha".
Lo sucedido en Sucre fue una copia fiel de las acciones realizadas en La Paz, por los antagonistas de éstos mineros, los mineros cooperativizados que azonaron la sede de Gobierno y paralizaron el tráfico, interrumpieron calles y plazas y exigieron dialogar con Morales, "no queremos hablar con los payasos, queremos la presencia del dueño del circo" habrían dicho entonces y que no se moverían hasta obtener respuestas a sus planteamientos. Cuáles fueron éstos? Nunca se sabrá porque tal diálogo fue reservado. Lo cierto es que satisfechos con las respuesta del Presidente se marcharon de regreso luego de 30 horas de asedio.
Bueno, el hecho se ha repetido en Sucre, aunque no deja de sorprender que ésta vez no exigieron ni entrevistarse con los Tribunos, ni hacerles firmar ningún documento. Bastó que los medios oficiales hubieran difundido la afirmación de Evo Morales de que no revertirá la entrega del yacimiento de Posokoni a los asalariados y que los cooperativistas no tienen nada que hacer en Huanuni.
Los incrédulos sucrenses no podían dar crédito a esta marcha de mineros desaforados que al ruido de los petardos recurrieron las calles hasta llegar a la Nicolás Ortiz sede del Tribunal Constitucional, del que previamente habían sido desalojados los funcionarios de la Justicia. Algunos mineros exaltados lanzaron piedras y dinamitas y provocaron un incendio que fue rápidamente amagado, aunque la policía no pudo hacer mucho contra la turba, al parecer alcoholizada y enardecida.
Las cámaras registraron las patadas y golpes con mazos contundentes con que trataron de abrir las puertas del edificio, circunstancia en que fueron heridos dos policías uno de gravedad, el Prefecto mandó suspender actividades por causa del sobresalto que vivieron los niños con ésta invasión al estilo bárbaro y cinematográfico todo porque a solicitud de un diputado el Tribunal acogió sus argumentos de decretar la nulidad contra el decreto de reversión de la concesión minera de Posokoni. García Linera el vicepresidente culpó al diputado de haber provocado éste suceso, aunque la pregunta flota en el ambiente: Quién pagó los buses? Quién permitió que los mineros clausuren sus labores y se den la licencia de viajar cientos de kilómetros, con todo el costo que ello implica para "meter miedo a los Tribunos y torcer el brazo de la Justicia? El Gobierno aseguró que convertirá el D.S. 28901 en Ley de la República para consolidar Posokoni como propiedad de COMIBOL, mientras el tribunal dijo que cumplió con un trámite de formalidad al acoger el recurso directo de inconstitucionalidad interpuesto por Peter Maldonado de UN, antes de entrar al fondo del asunto, ni juzgar actuación alguna. Total un tremendo disparate. Así está Bolivia!