Páginas vistas en total

lunes, 14 de mayo de 2007

Distintos ángulos. Distintas visiones. I

Primera Plana pone ante sus ojos, la noticia, el acontecimiento mayor de cada dia ocurrido en Bolivia. Por las características del blog, este acontecimiento va resumido con un punto de vista periodístico. En efecto, el prestigiado portal IAR Noticias, realiza un certero análisis de las recientes medidas de Evo Morales relacionadas con "la nacionalización de hidrocarburos". Ofrecemos la crónica en tres partes. Hoy la primera.
Luego de sacudir al mundo con el anuncio de la "nacionalización" del petróleo boliviano, en mayo del año pasado, el presidente boliviano, Evo Morales, autorizó este domingo a la petrolera estatal a buscar socios extranjeros, sean estatales o privados, para iniciar una "agresiva política" de exploración y explotación de hidrocarburos. Con esta medida, se pone al descubierto la ficción nacionalizadora iniciada en mayo de 2006.Un segundo decreto promulgado por el mandatario dispuso que Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) podrá iniciar la exploración de reservas en el norte de La Paz en sociedad con empresas extranjeras.Morales había anticipado el viernes 11 que el socio para la explotación en La Paz será la estatal Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA) que ya firmó un acuerdo, aunque el decreto promulgado el domingo no la menciona."Si YPFB no tiene suficientes recursos económicos, podrá asociarse con empresas estatales de todo el mundo, también con empresas transnacionales. Y si no hay (interesados) se podrá lanzar una licitación", dijo Morales en rueda de prensa en el Palacio Presidencial."Queremos acelerar una política agresiva de exploración", agregó el mandatario que en mayo del año pasado convirtió a las transnacionales en socias de YPFB.La compañía estatal que ahora (sólo formalmente) tiene el control del negocio petrolero, carece de capitales y tecnología para asumir por sí sola la gerenciación real de esa tarea, según expertos."Bolivia tiene muchas reservas, pero lo que falta es explorar y explotar", señaló Morales reconociendo que su gobierno no está en condiciones de asumir una nacionalización real de los hidrocarburos.Se estima que las reservas de gas natural bolivianas son las segundas de Sudamérica, después de las de Venezuela. Evo Morales reconoció que las inversiones de las empresas que aceptaron firmar nuevos contratos pueden demorar, por lo que decidió "acelerar" la exploración y explotación buscando nuevos socios trasnacionales.