Páginas vistas en total

lunes, 28 de mayo de 2007

Una nueva era para los bolivianos

(Publicado por Goteborgs Posten escrito por Erik Halkjaer y traducido por Mauricio Aira)

Desde septiembre pasado trabajan 255 constituyentes en la redacción de una nueva CPE. El próximo 6 de agosto se tiene que entregar el documento que sea del consenso de todos los bolivianos. El objetivo es que los 36 grupos étnicos tengan acceso a la propiedad de la tierra, los recursos naturales y a los instrumentos del poder.

La Paz/Santa Cruz. Sacha Llorenti viceministro para la coordinación de los movimientos sociales está demorado, realmente demorado. El Presidente Evo Morales había llamado a una reunión muy temprana con parte de los miembros de su gobierno en un día feríado. Gotas de sudor se advierten en la frente de Llorenti cuando llega a la reunión en la hermosa contrucción colonial del palacio presidencial en la capital de Bolivia, La Paz.

Sacha Llorenti se acomoda y pide disculpas por la demora. Se acomoda en el sillón de cuero negro en la mesa de cedro de estilo rococó. Encima se aprecia una foto grande de Evo Morales. En medio de la puerta de entrada cuelga un cuadro del Libertador Simón Bolivar a caballo y con uniforme militar de los 1800. Junto a un receptor de televisión un paquete de golosinas.

Mi responsabilidad por los movimientos sociales en éste cargo, no existía anteriormente. Ahora nuestro ministerio es el único que queda en el palacio presidencial y no es por casualidd. Actualmente recibimos a los representantes de los movimientos sociales originarios todos los días.

Antes no ingresaban a palacio, más ahora el gobierno está formado por la lucha de los movimientos sociales, Llorenti se refiere a las pequeñas organizaciones de los campesinos y movimientos populares con raíces en los desposeídos de propiedad rural, los asalariados, las personas de sectores informales y originarios.

Bloqueo de caminos y huelgas

Junto a las grandes manifestaciones expresadas en los bloqueos de caminos, marchas, huelgas y confrontaciones contra los policías y militares, estos movimientos populares crecieron y se fortalecieron durante los últimos 10 años. Muchos perdieron la vida, entre ellos las víctimas de la llamada la guerra del gas, en octubre del 2003.

El origen de todo ello está en la irrestricta política económica neoliberal que dió por efecto el florecimiento de los movimientos populares. Cuantas más empresas estatales se privatizaron y mayor esfuerzo se puso en los sistemas de pensiones y de seguridad social, mayor número de personas se empobrecieron y quedaron desocupadas. El movimiento social cubrió los vacíos que la ausencia del estado dejaba tras sí. Un efecto de ésta carencia de estructuración social fué el líder de los productores de hojas de coca Evo Morales que fuera elegido como diputado en 1997 y que más tarde fundó el Movimiento al Socialismo (MAS). Como diputado Evo y otros representante fueron llamados “asquerosos indios”. Hoy en día las mismas personas le hacen una venia y le llaman “señor Presidente”.

La mayoría del pueblo boliviano ha sido la originaria que fue discriminada y humillada por cientos de años. La palabra indio se usa en forma despectiva. La jerarquía del poder se basa en el color de la piel, aunque el hecho de ser Evo Morales hoy en día Presidente de la República rompe la tendencia y marca un cambio en el tiempo. En el futuro se hablará de un antes y un después de Evo. Los niños de los pueblos originarios de hoy crecerán con una perspectiva diferente a la de sus padres y abuelos. Ellos pueden pensar en alcanzar la presidencia. Esta es una revolución dice Sacha Llorenti.

Como un parte de sus propósitos de reconstruir el estado desde sus bases, Evo Morales convocó en septiembre del 2006 a una Asamblea Constituyente, lo cual fué por otra parte una exigencia de los movimientos sociales desde la década de los 90. Los movimientos sociales esperan que la Nueva Constitución reparta las tierras en forma equitativa y que las ganancias de los recursos naturales especialmente del gas y petróleo se repartan igualitariamente. Exigen mayor participación en el proceso de decisiones.

Viajes por todo el país

Como parte de su trabajo los constituyentes viajan por todas las comunidades del país, para encontrarse con los ciudadanos, presentar sus proyectos y recibir iniciativas y proposiciones de la población. Una de las reuniones regionales tuvo lugar en el departamento de Santa Cruz de la zona tropical vecina a Brasil. Aquí y en otra regiones distantes de la capital La Paz, en medio de un barrio lleno de edificios altos y modernos se encontraron los constituyentes con Branko Marinkovic en una de las aulas de la universidad Gabriel René Moreno, en pleno centro de la ciudad. Marinkovic se dirigió a los constituyentes y otro público que lo recibió en medio de aplausos, voces de júbilo y murmullos, alto y de ojos azules, ante un lleno completo de gentes que corean “autonomía, ya! Autonomía, ya!”, tan grande como las alturas de La Paz y Santa Cruz es la brecha existente entre el gobierno y los movimientos sociales por un lado y por otro los grandes propietarios de tierra y las empresas prósperas con Branko Marinkovic a la cabeza.

Marinkovic nació en Bolivia aunque sus padres vinieron de la vieja Jugoslavia. El hombre es hoy uno de los grandes terratenientes y lideriza el comité cívico, se puede comparar con organizaciones de interés para los empresarios privados y grandes agricultores. La relación es innegable entre éstos y el partido más grande de la oposición de derecha Podemos.

El trabajo está detenido

Durante muchos meses el trabajo de la Constituyente se ha mantenido sin cambios debido a que el gobierno considera que el 50% de los votos es suficiente para aprobar las proposiciones, mientras que la oposición se mantiene en los dos tercios. Después de siete meses de discusión finalmente el gobierno aceptó la condición de los dos tercios, para la aprobación de las propuestas de cambio.

Cuando el trabajo de la constituyente se iniciaba llegó al debate el tema de la autonomía a tiempo de considerar el gobierno dar autonomía a los 36 grupos étnicos, la oposición y los grandes terratenientes impusieron su consigna “antonomía, ya” como se puede notar en las leyendas que exhiben por las paredes que uno encuentra por los caminos de toda la región sudeste de Bolivia. Lo que la oposición exige es autonomía para los departamentos, no para las provincias, no para los grupos populares.

Según trasuntan los medios, el asunto de la autonomía estaría resuelto si también las regiones y las provincias asumen mayor responsabilidad económica y política. La gran cuestión en el debate sobre la Constituyente radica en el tema tierra. El gobierno quiere ver un estado con 36 pueblos originarios, lo que significa darles acceso a mayores espacios de tierra, con autonomía, lo que significa que en Santa Cruz, los originarios puedan decidir qué semillas van a plantar. Esto es absurdo. El estado lleva la responsabilidad sobre las tierras cultivables, no una masa de grupos étnicos dice Javier Limpias Chávez uno de los constituyentes de Podemos.

La Convención de NN.UU.

A pocos metros tras Javier Limpias en el polvoriento predio universitario está Pedro Nuni vicepresidente de la organización originaria Coordinadora de Pueblos Originarios, que se refiere a a la Convención 169 de la Organización Internacional del Trabajo que dice que los indígenas tienen derecho a la autonomía dentro de sus territorios, que tradicionalmente les pertenecen. Esto implica el derecho a decidir entre ocas cosas sobre las ganancias, reinversiones y todo lo que la naturaleza le ha dado a la región. No será fácil ponerse de acuerdo con la oposición acerca del tema tierra, aunque nosotros sabemos que tenemos la razón, dice Pedro Nuni.

Si acaso no se prolonga el tiempo de la Constituyente que termina el próximo 6 de agosto hasta tener redactada una propuesta lo que se sabrá dentro de poco, porque son miles de propuestas a considerar y tomar partido. Lo que se aprecia es que también Santa Cruz se apresta a participar en el histórico proyecto.

La Constiyente tiene 21 comisiones de jóvenes, mujeres, jubilados, trabajadores, académicos que ahora mismo presentan sus mociones a la Nueva CPE. El diario La Prensa de La Paz, ha informado que en los nueve departamentos las asambleas han sido visitadas al menos por dos mil personas, muchas personas han hecho el viaje hasta las oficinas de la Constituyente en la ciudad de Sucre para dialogar con los representantes.

“Lo que tenemos es una revolución dentro de las leyes. Vamos a romper las estructuras que se mantienen hace cientos de años, dice Sacha Llorenti. Cuando la redacción de la nueva constitución esté lista, los bolivianos van a participar de la misma mediatne una consulta popular (Referendum) que de ser positiva habrá nuevas elecciones, que Evo Morales podría ganar ampliamente de ser las elecciones hoy en dia. Morales tendrá un par de años para alcanzar una de sus metas que todos los bolivianos puedan hablar tres idioma, el español, el inglés y uno de los idiomas originarios para que sientan que son parte y participan en la vida política de Bolivia.

(Publicado en G.P. 27.05.07 y suscrito por Eik Halkjaer. Bolivia)