Páginas vistas en total

jueves, 13 de septiembre de 2007

Analistas recomiendan observar relación con Chávez

Primera Plana pone ante sus ojos, la noticia, el acontecimiento mayor de cada dia ocurrido en Bolivia. Por las características del blog, este acontecimiento va resumido con un punto de vista periodístico. Tanto dentro como fuera de Bolivia se empieza a prestar más y más atención a la relación entre Venezuela y Bolivia entre Chávez y Morales. (ver más en nuestro Bolivia Gente de Radio)

"Hay que tomar seriamente la influencia del gobierno de Venezuela en Bolivia", dijo hoy a Efe la politóloga Ximena Costa, y agregó que la reciente instauración de relaciones diplomáticas con Irán, gran aliado de Venezuela, va a tener en el medio plazo "un costo político lamentable e innecesario". Para Costa, al asociarse con Irán, Bolivia pasa a formar parte de un grupo de países que mantiene un enfrentamiento permanente con Estados Unidos y sus aliados. Además, muchos países, especialmente europeos, que han apoyado a Morales desde que llegó a la presidencia en 2006, por no caer en el esquema de "estar en contra del indio", ahora se lo van "a pensar", vaticinó la politóloga. A su vez, el analista Roger Cortés anotó que Morales ha mantenido invariable una posición "contestataria" frente a EE.UU., país al que califica cuando menos de potencia "imperialista", y no ha ocultado su proximidad a Venezuela y Cuba. Cortés recordó que el gobierno de Venezuela ha prometido a Bolivia una "larga lista de inversiones", incluidos acuerdos energéticos por casi 700 millones de dólares, aunque hasta ahora "no terminan de cristalizar". Pero "si esos anuncios sobre inversiones no empiezan a concretarse en los próximos meses, hay más opciones de que (el presidente Morales) salga perjudicado en lugar de afirmado", aseguró el analista a Efe. Cortés cree que el "encendido discurso" de los partidos de la oposición boliviana sobre la injerencia venezolana en asuntos internos de este país es, en el fondo, una expresión de la "mortificación" que les causa ser actores "de segunda importancia en la escena política". Los opositores han denunciado con insistencia que la ayuda que presta Chávez a Bolivia no es transparente y que, en algunos casos, es manejada por Morales a su antojo personal y sin ningún control legal ni fiscal.