Páginas vistas en total

viernes, 28 de septiembre de 2007

De nuevo la improvisación y no aprende

Primera Plana pone ante sus ojos, la noticia, el acontecimiento mayor de cada dia ocurrido en Bolivia. Por las características del blog, este acontecimiento va resumido con un punto de vista periodístico. Con gran altura Alfonso Gumucio por segunda vez refiriéndose a la presencia de Evo Morales en la ONU, ha escrito sus observaciones en www.bolpress.com que sugerimos leerlo un artículo titulado La Improvisación Permanente, del que ofrecemos una parte:

Evo no debería improvisar, por la sencilla razón que no sabe hacerlo, no lo hace bien. Todos sabemos que Evo se expresa mal en castellano. Algunos, llevados por paternalismo, dirán que el castellano no es su lengua materna. Cierto, ¿pero entonces cual es su lengua materna? El problema es que no se expresa bien en ningún idioma; tampoco se expresa bien en aymara, ni en quechua. Sencillamente no se expresa bien, pero no se da cuenta de ello porque está rodeado de zalameros que le hacen creer que es la divina pomada.

Saltando de un tema a otro, sin ningún rigor, repitió lo que dijo el lunes anterior en la reunión sobre medio ambiente, y retomó los temas del delegado cubano en la mañana: armamentismo, energía, etc. casi en los mismos términos, intercalando un saludo a Fidel. El problema de Evo es que dispara una sucesión de slogans en desorden, no una reflexión sobre los temas. Claro que si nos vamos a la página de ABI, vamos a encontrar su discurso mejor ordenado, pero hay que ver el video.

Es difícil analizar un discurso que saltaba de un tema a otro sin orden ni de prioridades ni de temas. Evo empezó diciendo que desde que llegó al gobierno, todo cambió en Bolivia, aunque reconoció que “va a ser difícil luchar por la igualdad y la justicia de los pueblos”. De ahí pasó a la privatización de los recursos naturales y casi inmediatamente a la corrupción.