Páginas vistas en total

jueves, 25 de octubre de 2007

el portavoz contreras vuelve a contrariar a prefectos

Primera Plana pone ante sus ojos, la noticia, el acontecimiento mayor de cada dia ocurrido en Bolivia. Por las características del blog, este acontecimiento va resumido con un punto de vista periodístico. La noticia nos llega nada menos que de Madrid.

El portavoz de Evo complica aún más las relaciones del Gobierno con las regiones autonómicas

Unas declaraciones desafortunadas del representante del Gobierno boliviano, Álex Contreras, han contribuido a tensar más las ya difíciles relaciones entre el presidente de Bolivia, Evo Morales, y los consejos de las regiones de Santa Cruz, Tarija, Beni, Pando y Cochabamba.Según publica la prensa local, Contreras dijo textualmente que le causaban risa los anuncios efectuados por los prefectos (gobernadores) de estas regiones, que aseguraban que la presencia de militares venezolanos en el país empezaba a ser peligrosa porque habían detectado que estos enviados de Caracas influían en asuntos internos. Los sectores más radicales del nacionalismo santacruceño han ido aún más lejos y han llegado a señalar que fueron miembros de las fuerzas armadas venezolanas quienes dirigieron la estrategia de desalojo en la operación del aeropuerto cruceño de Viru Viru.A pesar de los rumores sobre la intensa relación entre las fuerzas armadas de Bolivia y Venezuela, y que algunos observadores atribuyen este tipo de informaciones a sectores interesados de la oposición, jamás han podido confirmarse con pruebas fehacientes.Gran parte de la prensa local, incluso aquella que mantiene una actitud más neutral sobre los asuntos políticos del país, descalificaba hoy a Contreras por su forma poco adecuada de dirigirse a otros cargos también integrados en la estructura del poder del país y reclaman a este representante del Gobierno una matización de estas declaraciones.Mientras tanto, la situación social de Bolivia sigue siendo incierta, mientras que en Santa Cruz se vuelven a anunciar intensas manifestaciones que vendrían a unirse a las múltiples y, por ahora, muy diferenciadas protestas callejeras que durante los últimos 15 días se prodigan por el país.