Páginas vistas en total

jueves, 4 de octubre de 2007

La familia Pinochet y 23 cooperadores en prisión

Primera Plana pone ante sus ojos, la noticia, el acontecimiento mayor de cada dia ocurrido en Bolivia. Por las características del blog, este acontecimiento va resumido con un punto de vista periodístico. Sigue el caso Riggs por millonarias estafas al Tesoro, el juez ha sido repuesto y ya con plena autoridad ha ordenado la detención de la viuda y sus cinco hijos y generales y funcionarios de altísimo rango que colaboraron con el dictador están entre rejas, si bien poco a poco irán recuperando su libertad.

El gesto queda, ante la oleada de desesperanza del pueblo chileno cuando muchos creen que los crímenes han sido olvidados y los grandes pillajes perdonados, resurje el proceso Riggs que significa una luz en el horizonte de castigar a los cómplices del general que se beneficiaron con sumas millonarias y disfrutan de la vida con dineros mal habidos.

Las primeras horas en prisión del clan Pinochet

Ciertamente que resulta una verguenza para toda la clase social que apoyó el golpe de estado de Pinochet, que apoyó la violencia desatada, las consecuencias dolorosas de miles de muertos, de heridos, de detenidos por años en tantos lugares de reclusión y los miles de exiliados que sobrepasaron todo cálculo, que apoyaron a sangre y fuego una dictadura que iría a cambiar la hisoria de Chile, una verguenza descubrir y comprobar que el clan asesino y violador de todos los derechos se mostró además como una banda de asaltantes que cometieron los fraudes más grandes de la historia y que lucraron, robaron y estafaron al pueblo en su economía, a tal punto de acumular millones de dólares en cuentas del exterior, delitos éstos que finalmente un Juez, que frenado en sus primeros intentos de hacer justicia, ha recuperado la conciencia y como primera medida ha puesto bajo rejas al clan de 23 personas incluída la viuda y los cinco hijos del Dictador quienes manejan cuantiosas sumas de dinero malhabido y al que la justicia pretende echar mano para devolver al sitio donde deben estar, o sea el Tesoro de la Nación. Vamos a realizar un seguimiento aunque, sabemos de sobra, que habiendo mucho dinero de por medio, abogados venales defenderán al clan, para hacerlos aparecer víctimas de la represalia política y poco menos que héroes con las billeteras repletas de dólares. A estas horas, casi todos ya están fuera de la prisión, no obstante ya pudieron saborear lo que significa la pérdida de la libertad y el poder de la Justicia que podrá finalmente obligarles a pagar los delitos cometidos.

El clan Pinochet se encuentra viviendo las que pueden ser sus últimas horas de detención, luego que el juez Carlos Cerda, quien ayer los procesó junto a otros 17 integrantes del círculo del general (R) por malversación de fondos públicos en el marco del caso Riggs, decidiera otorgarles la libertad provisional.
Lucía Hiriart permanece internada desde anoche en el Hospital Militar luego que sufriera un alza de presión al conocer la noticia de su procesamiento y el de su familia. Hasta el recinto asistencial han llegado a visitarla los diputados UDI Iván Moreira y Julio Dittborn, además del cardenal Jorge Medina.
"La señora Lucía está de cuidado, con una situación de hipertensión. Obviamente está muy angustiada. Está con una serie de medicamentos, reposando y durmiendo. Y bueno, a la edad de 84 años, cualquier situación es delicada y espero que vaya mejorando y que la situación judicial se resuelva lo antes posible, porque aquí ha habido una arbitrariedad de un juez que parece que necesitaba meter presos a los Pinochet para ir a cobrar un suculento premio por el tema de los derechos humanos", señaló Moreira.
Las hijas de Pinochet, Lucía, Jacqueline y Verónica, pasaron la noche en el Centro Penitenciario Femenino (ex COF), mientras que sus hijos Augusto y Marco Antonio cumplen el arresto en la cárcel Santiago 1, junto al ex cónsul Patricio Madariaga otro de los civiles procesados en la causa. En este centro penitenciario los detenidos pueden recibir visitas los días lunes, miércoles y sábado de 10 a 12 y de 14 a 17 horas.
Precisamente hasta este último recinto de Gendarmería es que llegó Augusto Pinochet Molina, hijo homónimo de su padre y que fue removido del Ejército tras un provocador discurso durante el funeral de su abuelo en donde defendió a sus familiares involucrados en el caso de las millonarias cuentas. "Ellos no son delincuentes. No vale la pena hablar de este tema", sostuvo en la ocasión.
Quien también llegó al penal Santiago 1 fue el abogado de Marco Antonio Pinochet, Juan Ignacio Piña, quien expresó que el lugar donde está recluído su representado "es el lugar que ha dispuesto gendarmería para tener a quienes no están condenados ni privados de libertad de una condena, sino porque se encuentran procesados". Asimismo, aseguró que los hermanos Pinochet y Patricio Madariaga están "bien, están tranquilos" al tiempo que señaló que comparten celda.
En tanto, el abogado Ambrosio Rodríguez fue internado anoche en la clínica de la Universidad Católica en San Carlos de Apoquindo y los uniformados procesados se encuentran en las dependencia de la Policía Militar en Peñalolén.

María José Martínez, hija de Jacqueline Pinochet y nieta del fallecido general Augusto Pinochet, aseguró que la familia "se encuentra tranquila" tras el procesamiento y detención que dictó el juez del caso Riggs, Carlos Cerda, en contra de los cinco hijos y la viuda del ex senador vitalicio.
La joven se retiró visiblemente afectada del cuartel Borgoño de Investigaciones, hasta donde fueron trasladados los cinco hijos del ex jefe castrense, en compañía del abogado de Marco Antonio Pinochet, Luis Pacull.
"La familia Pinochet se encuentra tranquila", dijo, al tiempo que calificó de "poco profesional" por parte del juez las órdenes de detención emitidas.
"Aparte de ser ésta la familia del general Pinochet, son personas que tienen hijos y mucha gente que no es culpable de nada y está sufriendo mucho", añadió María José Martínez.
En tanto, el abogado Pacull aseguró que se están vulnerando los derechos de su cliente y anunció que ya presentó un recurso de amparo a favor de su defendido.
"Es una resolución no solamente injusta, sino que atentatoria contra los más básicos derechos de un ciudadano de la República", indicó.