Páginas vistas en total

martes, 5 de febrero de 2008

48 muertos, algunos desaparecidos miles de víctimas

Primera Plana pone ante sus ojos, la noticia, el acontecimiento mayor de cada dia ocurrido en Bolivia. Por las características del blog, este acontecimiento va resumido con un punto de vista periodístico. Las agencias mundiales como France Press empiezan a preocuparse seriamente sobre las desgracias naturales acaecidas en el territorio patrio, ya en Suecia aparecieron noticias cortas, previniendo de enfermedades y epidemias que pudieran darse en Bolivia y que constituyen motivo de alarma a nivel internacional por el efecto globalizador. Ahora es El Heraldo:

Las inundaciones que azotan Bolivia desde noviembre han dejado 48 muertos y 32,789 familias afectadas, según el último reporte de la estatal Defensa Civil divulgado ayer.

Los departamentos de Santa Cruz y Cochabamba son los que más han sufrido por la crecida y el desborde de ríos que han dejado 10,310 y 9,325 familias damnificadas, respectivamente.

Chuquisaca es el departamento en el que más muertes se han registrado (14), y se reporta cuatro desaparecidos.

Bolivia sufre desde noviembre fuertes aguaceros que han desbordado caudalosos ríos en al menos cinco de los nueve departamentos destruyendo viviendas y sembradíos, cuyos daños económicos aún no han sido evaluados.

El gobierno boliviano está analizando la posibilidad de declarar desastre nacional por la emergencia, según reveló el domingo el viceministro de Defensa Social, Hernán Tuco.

El funcionario anticipó que en las próximas horas Defensa Civil y otras entidades, que están trabajando en la evaluación de los daños y en el socorro a los damnificados, presentarán un informe al presidente Evo Morales para que asuma una decisión final sobre la declaración de desastre nacional.

Varios países, entre ellos Japón, Estados Unidos, Perú, Brasil, Argentina y miembros de la Comunidad Europea cooperan con Bolivia con alimentos y vituallas, además de helicópteros que cumplen tareas de salvataje y asistencia a los damnificados.