Páginas vistas en total

lunes, 28 de abril de 2008

un informe plagado de mentiras, calumnioso y ruín ante la OEA del Canciller

Primera Plana pone ante sus ojos, la noticia, el acontecimiento mayor de cada dia ocurrido en Bolivia. Por las características del blog, este acontecimiento va resumido con un punto de vista periodístico.

"Ama llulla Choquehuanca"

¿No es que entre sus principios originarios está prohibido ser mentiroso? Usted se califica como miembro de la cultura del diálogo y dice ser portador de nuevas formas de conducta. Pero no demuestra ser lo que dice. Es usted tan mentiroso como el informe del señor Caputo a la OEA, organización que ha dejado de representar Estados para convertirse en un club de Gobiernos.
Ayer con la cara más dura que la de un monolito, el señor David Choquehuanca afirmó que el proyecto de constitución masista ha sido concluido de manera legal y apegado a las leyes, que esa aprobación fue el corolario de un consenso en el cual participó la oposición. No dijo nada de los cercos, de las muertes ocasionadas y de vergonzosa lectura de esos "informes de comisión" convertidos en constitución con el voto mecánico de los militantes masistas. Mintió a la OEA sin ningún pudor. Pero claro, no es que la OEA (el señor Inzulsa y Caputo) desconozcan los sucesos acaecidos en Bolivia durante los hechos de Sucre, Oruro y las oficinas de la Lotería Nacional. Al contrario fueron ampliamente informados por los propios Prefectos que llevaron las pruebas de la "aprobación legal" de esa constitución y el señor Inzulsa tiene conocimiento oficial de esa pruebas. ¿Por qué no se hicieron referencia a ellas en el informe del señor Caputo? ¿No era su obligación, a partir de esas verdades, pedirle al Gobierno del señor Morales que para abrir el diálogo era necesario revisar ese proyecto de constitución ilegal en su procedimiento de aprobación?
El contenido alarmista del informe del señor Caputo no buscó sino facilitar el respaldo de la OEA al Gobierno del MAS. Y al obviar la otra cara de la moneda, dejó deslizar "como verdad" la legalidad de los actos procedimentales en la aprobación de la constitución masista. Esto se constituye en una afrenta al pueblo de Bolivia y a las regiones autonómicas que se vieron obligadas a proseguir con el proceso ante la violación del Gobierno al Referéndum Autonómico.
¿Qué sentido tendría ir a dialogar con un interlocutor que oculta informaciones al plenario y que tergiversa la realidad boliviana? La OEA está pasando por su peor momento a la cabeza del chileno Inzulsa, un político mediocre y muy proclive a la genuflexión. Respaldar la democracia es señalar con la verdad los hechos que provocaron la crisis actual, debilitarla es mentir en los informes y pasar por alto las transgresiones constitucionales del gobierno.
¿Por qué no dijo el mentiroso canciller Choquehuanca que para el Gobierno el referéndum del 4 de mayo no es más que una simple encuesta, que no tiene valor alguno, que por tanto al no ser vinculante no merece ninguna declaración de la OEA? ¿Cómo explica esta posición oficial y el pedido de apoyo a su Gobierno señalando ese referéndum como separatista? Ayer hemos asistido a un parodia insulsa, vacía y vana de una OEA que fue engañada por quienes la dirigen y que asumió, de buena fe, un respaldo con información insuficiente y mentirosa. Eso convierte ese respaldo en papel mojado y al Secretario General de la OEA en simplón diplomático.
(Aparece en www.hoyBolivia.com suscrito por Dante Pino)