Páginas vistas en total

domingo, 1 de junio de 2008

según Associated Press sólo incidentes aislados en los departamentos menos poblados de Bolivia

Primera Plana pone ante sus ojos, la noticia, el acontecimiento mayor de cada dia ocurrido en Bolivia. Por las características del blog, este acontecimiento va resumido con un punto de vista periodístico. Beni y Pando, dos empobrecidas regiones amazónicas de Bolivia, votaron el domingo para aprobar un estatuto autonómico promovido por las autoridades locales opositoras al gobierno de Evo Morales, que califica esos procedimientos como ilegales.
Algunos incidentes aislados se produjeron entre grupos leales al presidente que bloquearon rutas para obstaculizar el tránsito de votantes y otros que incendiaron urnas, como en la localidad rural de Filadelfia, cercana a esta ciudad que es capital del departamento de Pando, informó el dirigente político pro autonomista Ernesto Shimokawa. No se reportaron choques entre opositores y oficialistas.
El presidente de la Corte Electoral de la región, Jorge Valdés, dijo que los incidentes "aislados" impidieron instalar un 4% de las mesas electorales.
El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana dijo en rueda de prensa que "el ausentismo marcó la jornada electoral en Pando y Beni" en una apreciación preliminar del proceso.
El referendo en Pando es impulsado por el prefecto (gobernador) en la oposición Leopoldo Fernández, en cuya jurisdicción hay casi 29.000 ciudadanos inscritos para votar en 87 centros habilitados para el efecto. En Beni había casi 134.500 electores y las autoridades dispusieron más de 900 mesas de votación.
"Lo primero que haremos (tras la votación) será convocar a una asamblea legislativa en los términos que establece el estatuto de la región", declaró Fernández a periodistas poco después de votar acompañado por el prefecto de Santa Cruz, Rubén Costas, principal impulsor de las autonomías en cuatro regiones del país.
Su colega de Beni, Ernesto Suárez declaró en Trinidad, la capital de esa región, que los benianos "queremos romper el cordón umbilical" porque "ya estamos cansados del centralismo".
"Le pedimos al gobierno que no sea miope, tiene que entender que las autonomías son irreversibles", expresó.
El jefe de la policía de Beni, coronel Oscar Daza informó que un funcionario edil recibió una golpiza de detractores del referendo, al margen de lo cual, la jornada "transcurrió en calma".
En Oruro, Morales dijo que el problema central con sus opositores no son las autonomías, sino que éstos "no aceptan que un indio gobierne".
"Podrán tumbar (derrocarlo) al indio, pero este proceso de cambio jamás lo tumbarán porque es del pueblo", señaló el domingo durante un encuentro con mineros independientes a quienes donó maquinaría. Su gobierno promueve una nueva constitución y la nacionalización de los hidrocarburos, entre otras reformas.
Las autoridades electorales constituidas para la ocasión definieron que los estatutos quedarán aprobados con al menos el 50% más un voto y los sondeos previos a la consulta indican que el resultado será favorable a las autoridades opositoras.
Pando y Beni, los dos territorios más al norte de Bolivia y colindantes con Brasil, emulan al principal reducto opositor del gobierno, Santa Cruz, en donde el 4 de mayo se aprobó con el 85% de los votos el primer estatuto autonómico, en una acción que aparte de haber sido considerada ilegal por el gobierno, Morales catalogó como racista y auspiciada por "oligarquías" locales que intentan proteger los privilegios que históricamente han sustentado.
Morales, un ex líder cocalero aymara, es el primer indígena que gobierna esta nación en donde al menos el 62% de la población se define como tal.
Los referendos sobre estatutos de autonomía no tienen el aval de la Corte Nacional Electoral que ha señalado anteriormente que las convocatorias no se ajustaron a la legalidad. La consulta es organizada por cortes electorales regionales y sin la presencia de observadores internacionales.
Funcionarios de organismos electorales en Beni y Pando anticiparon que no se conocerá un computo oficial al final del domingo debido a que muchos colegios electorales están en regiones remotas de la selva.
Aún pende el referendo autonómico convocado en el departamento sureño de Tarija el 22 de junio. De los otros cinco departamentos del país, tres son gobernados por políticos leales a Morales y los restantes decidieron no promover autonomías hasta ahora.