Páginas vistas en total

sábado, 12 de julio de 2008

exeni tiene ante sí la gran responsabilidad autorizar o frenar un referundum tramposo

Primera Plana pone ante sus ojos, la noticia, el acontecimiento mayor de cada dia ocurrido en Bolivia. Por las características del blog, este acontecimiento va resumido con un punto de vista periodístico. Con el título de "El fantasma de la Opera" Centa Reck nos dice:

Revisar el padrón electoral sin hacer cruce de datos con el registro civil de identificación equivale a sólo tratar de ahuyentar los fantasmas del fraude, mientras estos continúan agazapados en los sótanos de la Corte Nacional Electoral (CNE). Equivale a instalar una cortina de humo para que el fantasma pase desapercibido, para que este se oculte y pueda perpetrar sus crímenes desde la oscuridad y a mansalva.
La (CNE) dirigida por José Luis Exeni , quien ha tenido actuaciones en las que ha quedado en evidencia su adhesión y obediencia al gobierno del presidente Evo Morales, ha recibido reiteradas denuncias y pruebas del fraude electoral que se perfila pare la consulta del próximo 10 de agosto, razón por la que ha contratado al (CEELA) Consejo de Expertos Electorales de Latinoamérica, quienes han informado que es imposible realizar un trabajo de auditoría electoral antes del revocatorio, razón por la que este quedaría diferido para después de la consulta.
Nos preguntamos cómo Exeni se atreve a llevar adelante un referéndum a sabiendas que existe un padrón inflado, cédulas emitidas sin control, doble, triple y cúadruple inscripción, entre otras anomalías. Llevar a cabo un trabajo cortina de humo que no cruce datos con la base de datos del Registro civil y el cuestionado sistema de carnetización es lo mismo que no hacer nada, tal vez es sólo un efecto distractivo.
Resulta difícil creer que Exeni pueda hacer caso omiso a las advertencias, mucho más si sabe que esto puede dar pie a futuras denuncias que lo comprometerían seriamente, demostrando que pese a las evidencias no detuvo un proceso con serios indicios de fraude.
Hassenteufel, miembro del (CEDLA) comunicó que la comisión revisora no hará una auditoría, hasta pasada la fecha del revocatorio: "Es un trabajo de aproximación, un trabajo preliminar, no hay que darle otra connotación. Es posible que salga algún tipo de recomendación de este trabajo, pero no hay que hacerse ilusiones, el trabajo grande hay que hacerlo a través de una auditoría ... que de hacerse, necesariamente tendría que ser después del referéndum del domingo 10 de agosto... con miras a próximos eventos electorales", señaló el experto del CEDLA, dejando en claro que prácticamente no pueden hacer otra cosa que rociar con agua bendita al padrón y esperar que el neonato se las ingenie para pasar por vivito y coleando, ya que en la práctica apenas le están lavando la cara a la CNE que ya ha detectado más de 30.000 documentos duplicados en el padrón para el referéndum.
Estas declaraciones, lejos de alejar al fantasma del fraude, generan una mayor desconfianza, puesto que no han parado las denuncias de inflación del padrón relacionadas con el programa de carnetización que impulsa el Gobierno.
El agrandamiento del padrón electoral resulta un dato alarmante, ya que esta situación alienta por sí sola otra variante que se suma a las reglas poco claras y desiguales que caracterizan al revocatorio. Un padrón inflado hace posible que Evo Morales pueda ser reconfirmado con el 37% de votación y que todos los prefectos necesiten más del 60 % para el mismo efecto.
Exeni sólo le ha brindado un escondite más seguro al fantasma del fraude.