Páginas vistas en total

sábado, 30 de agosto de 2008

SIEMPRE LIBRES ES LA PROCLAMA DE SANTA CRUZ ANTE LA OPRESION EVISTA

Ayer nuestra ciudad tuvo que enfrentar las garras de la violencia. Ocurrió a escasas horas de haber sido dictado el decreto que plantea la ejecución de un referendo constitucional con el que Juan Evo Morales está despedazando el Estado de derecho y ha establecido un claro y flagrante rompimiento del contrato de convivencia social.
La actitud de Evo Morales y su partido es de franca hostilidad a los cruceños y a los pueblos que quieren permanecer libres y no aceptan la subordinación y el cercenamiento de sus derechos.
Ante la imposición estatal, la única respuesta que encuentran los ciudadanos que se sienten desconocidos es el desaforo de un desate de violencia; también tienen la misma conducta los ciudadanos a los que se les ha creado desmesuradas expectativas, tal como ocurre en la actualidad con los llamados movimientos sociales o sectores indígenas a los que Morales no les ha ofrecido sólo la restitución o un avance en sus derechos sociales, sino que los ha engolosinado con el planteo de un empoderamiento desmesurado que les promete convertirse en ciudadanos con privilegios que resultan excluyentes de los ciudadanos que son mestizos.
La violencia que se está queriendo implementar contra ciudadanos cruceños que luchan por el derecho a su cultura, a su identidad y a defender un proyecto de país centrado en las autonomías, tiene el objetivo de amedrentar y de generar un clima en el que los defensores del modelo cruceño se sientan expuestos y vulnerables. Estas acciones son con seguridad fruto de tácticas y estrategias premeditadas ya que forman parte de los métodos del MAS, que en el momento presente, pretende amedrentar a los cruceños que luchan por su tierra.
La gente cruceña es en general amante de la tranquilidad, de la paz, propensa a apegarse al lado festivo de la vida; tanto así que muchas veces prefiere pasar por alto algunas situaciones de confrontación e incluso rehuir a enfrascarse en una pelea; lo que lleva a que muchas veces busquen una solución salomónica a sus conflictos en la lógica de que un buen arreglo es mejor que un mal pleito. Pero los cruceños enfrentan en el presente el reto de dar respuesta a un momento trascendental, situación que los pone ante el dilema de decidir su suerte y su destino en aspectos profundos y de gran trascendencia para su vida y que ponen en juego su cultura, su libertad y su visión de vida.
Cabe aclarar que a diferencia de la ofensiva masista que ha sido decidida como fruto de una estrategia, las reacciones de los habitantes cruceños que defienden su tierra y su espacio, ha sido franca e ineludiblemente espontanea. Los ciudadanos que han confluido en calles, en la plaza y en los lugares públicos han acudido autoconvocados, y este es el mejor dato del apego que los cruceños sienten por su libertad.
Santa Cruz se concibe libre. Es una sociedad que no acepta ser sometida ni subordinada y este es un rastro histórico por el que los cruceños han pagado el precio de padecer muchos episodios de violencia de Estado. Algunas frases célebres nos pueden dar una dimensión del motivo por el que los pueblos y las personas luchan por su libertad.
"Desterrada la justicia que es vínculo de las sociedades humanas, muere también la libertad que está unida a ella y vive por ella". (Juan Luis Vives)."Donde mora la libertad, allí está mi patria". (Benjamin Franklin).
"El acto de desobediencia, como acto de libertad, es el comienzo de la razón". (Erich Pinchas) (el escrito pertenece a centa reck y está disponible en: www.hoybolivia.com)