Páginas vistas en total

martes, 5 de agosto de 2008

sucre la capital reivindica la dignidad nacional

De un tiempo a esta parte, la ciudad de Sucre cumple un papel importante y singular dentro del país, encarna una defensa acérrima de los principios que ha violado reiteradamente el Gobierno de Evo Morales. Una vez más la Ciudad Blanca, ha trazado su línea inclaudicable en defensa de la democracia y los derechos fundamentales de las personas.
Desde que Chuquisaca fue golpeada por la violencia de Estado en diciembre del 2007, en ocasión en que el MAS aprobó la constitución pasando por sobre las leyes y ocasionando tres decesos y cientos de heridos, las instituciones chuquisaqueñas han cumplido con su palabra de no dejar que el presidente llegue a la ciudad, a menos que pida perdón por la agresión injustificada y por las heridas que ha dejado en la población estas acciones que se han perpetrado sin respeto a la ciudadanía y guiadas por afanes de concentración de poder.
Chuquisaca es un departamento que quedó abandonado a su suerte después de la llamada guerra federalista, en la que el departamento de La Paz, al mando de políticos y de la mano de intereses económicos enfrentó a los chuquisaqueños bajo la bandera del federalismo.
Extrañamente después que le arrancaron la capitalía y la sede del gobierno, los mismos que se habían enarbolado al grito de federalismo o muerte, cerraron filas y dieron continuidad al régimen de gobierno centralista, que siguió succionando todos los recursos hacia el nuevo centro de poder.
En el momento actual, Sucre, reivindica su derecho histórico precisamente en la ocasión en el que cuatro departamentos se han dotado de estatutos autonómicos y dos más, entre los que se encuentra Sucre, están completando la recolección de firmas que le garantizará llevar a cabo un referéndum por autonomías.
En la situación en el que el país se debate al borde de un proceso ilegal e inconstitucional de referéndum revocatorio, Sucre a pesar de que es un pueblo que tiene muchas dificultades económicas, está demostrando un gran componente de dignidad, porque no ha caído en las manipulaciones del Gobierno, ha rechazado reiteradamente la presencia de Morales a menos que este pida perdón, situación que no ha querido conceder el orgulloso presidente de Bolivia. Sucre, tampoco le permitió que mantenga a un prefecto interino, como el gobierno intentó hacerlo, entre otras acciones que muestran que cuando las autoridades cierran filas por sus pueblos le aportan en dignidad y respeto.
En este momento, clave para el país, Santa Cruz que debía haber liderado un movimiento de resistencia, ha cedido sin explicación alguna a la consulta revocatoria a pesar de las ilegalidades de la que esta encuesta ha nacido. No tenemos ninguna explicación para esta conducta, que hasta el momento queda como fruto de la voluntad de los prefectos, sostenida por el comité cívico y la Corte Departamental.
La posición cruceña fue emulada y sostenida por los otros departamentos de la Media Luna.
Este 6 de agosto, Sucre reivindica la dignidad, mientras una gran parte de Bolivia parece haberse rendido y cedido en la defensa de la libertad, la democracia, la vigencia de la actual constitución y los derechos humanos.
Es valorable que las autoridades chuquisaqueñas no se hayan achicado ante los insultos, los forcejeos y los ataques del Gobierno de Morales, que los denuncia permanentemente de agravios, de subversión, y los amenaza con juicio y cárcel.
Esta es la conducta de consecuencia y firmeza con la que chuquisaca lleva adelante su protesta y su rechazo al uso de la arbitrariedad y la violencia con la que Morales pretende consolidar la hegemonía del país. (De Centa Reck aparecido en hoybolivia.com)