Páginas vistas en total

sábado, 23 de agosto de 2008

tierra de conflictos. se prepara bloqueo al gas en el chaco.

Primera Plana pone ante sus ojos, la noticia, el acontecimiento mayor de cada dia ocurrido en Bolivia. Por las características del blog, este acontecimiento va resumido con un punto de vista periodístico. El periodista Gustavo Ondarza nos ofrece documentada crónica en El Deber sobre el bloqueo a la exportación de gas y las contraacciones del MAS que busca cercar Tarija:

Mientras los sectores autonomistas anuncian el bloqueo de carreteras para exigir la devolución de los recursos correspondientes al Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH), los sectores afines al oficialista MAS proponen un ‘cerco’ al Congreso Nacional para que apruebe la convocatoria al referéndum para someter al voto el proyecto de Constitución Política del Estado.Ayer, la junta cívica del Chaco boliviano conformada por entidades de Chuquisaca, Tarija y Santa Cruz determinaron iniciar un bloqueo indefinido de caminos en la región a partir del próximo lunes 25. Además, resolvieron el repliegue del INRA de la zona y la ‘nivelación’ del precio del gas natural que se exporta a Brasil y Argentina a $us 18 por millar cúbico.Por su parte, las organizaciones afines al Gobierno, asentadas en San Julián, provincia Ñuflo de Chávez en Santa Cruz, también confirmaron que ese día cerrarán la vía Santa Cruz-Trinidad-Chiquitania, en protesta por la falta de voluntad política del prefecto cruceño, Rubén Costas, para sentarse a dialogar con el presidente de la República, Evo Morales, y así dilucidar los conflictos que tienen enfrentados al poder central con las regiones autonómicas.El oscuro panorama se completa con la reunión que sostienen en Cochabamba las organizaciones sociales afines al MAS, que hoy emitirán una resolución sobre las medidas que debe asumir el Poder Ejecutivo en su búsqueda de dar vida al proyecto constitucional aprobado en diciembre pasado en Oruro, por los contituyentes masistas. Entre las propuestas, según la senadora y dirigenta masista Leonilda Zurita, está la de cercar el Congreso para presionar a que den curso a un referéndum dirimidor de la nueva Carta Magna.
Reynaldo Bayard, presidente del Comité Cívico de Tarija, dirigió la cita de sus pares del Chaco boliviano ayer en Villa Montes, donde se determinaron las medidas indicadas que serán respaldadas por el Consejo Nacional Democrático (Conalde), conformado por las prefecturas de Beni, Cochabamba, Pando, Tarija y Santa Cruz. “No cederemos. El Gobierno debe devolver el IDH a las regiones y aceptar nuestro proceso de autonomía. Tampoco permitiremos ninguna imposición de una Constitución racista y comunista”, apuntó.
La medida puede ser respaldada por las organizaciones sociales de la fronteriza ciudad de Yacuiba, que fieles a su independencia orgánica, se reunieron ayer para determinar declararse en estado de emergencia por el IDH, faltando definir qué acciones tomarán para que se clarifique el asunto, señaló Guimer Beizaga, presidente del Comité Cívico de esa ciudad.El Gobierno, por su parte, determinó fortalecer el resguardo militar de los campos petroleros en la zona, como una medida de precaución, según un informe del Ministerio de Defensa.Entretanto, el presidente del Comité pro Santa Cruz, Branko Marinkovic, informó de que mañana parte de los miembros del Conalde se reunirán en Tarija para coordinar las medidas de presión definidas por las entidades afines a la organización.
Tarija, nuevo escenario de conflictos
La regiónHidrocarburos, la riquezaEl departamento de Tarija, que cuenta con 390.000 habitantes y un padrón electoral de 173.000 personas, concentra el 85% de las reservas de gas boliviano, considerados hasta hoy la segunda más importante de América del Sur. La zona del Chaco, que es compartida con Chuquisaca y Santa Cruz, es donde se ubican los principales pozos gasíferos que nutren los ductos de exportación gasífera a Brasil y Argentina.
La fuerzaChaco, área conflictiva
Las protestas sociales que se han generado en la región tarijeña se han dado con mayor intensidad en el Chaco, específicamente en las localidades de Camiri (Santa Cruz) y Yacuiba (Tarija), donde se concentran adherentes de los cívicos autonomistas y del MAS. Por estas poblaciones pasa la ruta internacional hacia Argentina y Paraguay, corredor que sirve para la exportación e importación de productos de tres países.
AprestosToma de pozos, el riesgo
Los autonomistas han dejado entrever la posibilidad de tomar pozos gasíferos y/o estaciones de compresión de los ductos que llevan el gas de exportación, para cortar el suministro. Bolivia nunca ha dejado de cumplir con sus compromisos de venta de ese producto al exterior. Si cambia tal figura pagará fuertes multas económicas.Ante la posiblidad, el Gobierno anunció que sancionará a los que cometan el delito.
La pelota está con el MAS
Carlos Hugo Laruta / SociólogoLa oposición le quiere señalar al MAS que está dispuesta a llegar a las últimas consecuencias para evitar que actúen solos en la agenda nacional.Por su lado, los masistas están haciendo una demostración de fuerza, están pavoneándose de su triunfo electoral, y le van indicando a sus contrincantes que les están midiendo su poderío y sabrán a qué atenerse si deciden marchar en la aprobación de su proyecto constitucional y en la reelección presidencial.Hay dos días para esta etapa de transición, después del revocatorio, que terminará cuando se sepa qué hará el Gobierno. Si Evo Morales se somete a las organizaciones que respaldan su proyecto político y decide impulsar sin acuerdo, un referéndum para la propuesta constitucional aprobada en Oruro, se va a topar con la resistencia durísima de la oposición. Si por el contrario, logra sobreponerse a la presión de esas organizaciones y adquiere un rango de estadista, de un verdadero líder nacional y convence a sus adherentes de que es necesario hacer acuerdos con la oposición para avanzar en todos los temas, ganará el país y se le abrirá la posibilidad de gobernar en forma más tranquila.La pelota está en la cancha del MAS, sus opositores ya le mostraron los dientes y dependerá del oficialismo si se consensúa o no.