Páginas vistas en total

domingo, 21 de septiembre de 2008

chávez ha creado un instrumento político continental con intenciones claras de dominación, nos lo confirma centa reck

Unasur es cómplice de la violencia en Bolivia

A poco andar, se ha puesto en evidencia la unilateralidad y poco respeto a la democracia con la que ha actuado Unasur en el caso boliviano, planteándose como una organización para avalar a las dictaduras que se están implementando en el continente Sudamericano.
A poco de iniciado el diálogo entre el gobierno y los prefectos opositores, podemos observar que no se ha cumplido con algunas de las condiciones estipuladas en el documento que suscribieron los países miembros del recién inaugurado organismo, que prácticamente se inició en sus funciones con la reunión de apoyo al gobierno de Bolivia.
Recordamos que el documento contiene nueve puntos que supuestamente deberían conducir al cese de la confrontación entre los bolivianos y a buscar que nuestro país se fortalezca en el camino de la negociación y el diálogo.
Uno de los puntos de la citada declaración hace un llamamiento a todos los actores políticos y sociales involucrados a "que tomen las medidas necesarias para que cesen inmediatamente las acciones de violencia, intimidación y de desacato a la institucionalidad democrática y al orden jurídico establecido".
En este sentido nos preguntamos que entienden los observadores de los países miembros de Unasur, que actualmente están asistiendo al diálogo, como el cese inmediato de las acciones de violencia, intimidación y desacato de la intitucionalidad democratica, puesto que ellos tienen frente a sus narices la evidencia de que el gobierno es quien está hostigando, cercando ciudades, acarreando gente a movilizaciones y amenazando con desatar la violencia.
Los observadores saben que los campesinos y mineros movilizados sobre las ciudades son parte de huestes y milicias del MAS y están bajo órdenes del propio Ejecutivo, razón por la que también saben que Evo está movilizando a sus milicias para infundir temor a los pobladores y condicionar el diálogo a sus objetivos, razón por la que también están en conocimiento de que por causa del gobierno no hay condiciones para un verdadero diálogo y además están totalmente conscientes que lo que están haciendo en Bolivia es calentar las sillas para presenciar como Evo Morales domina, doblega, somete y violenta al pueblo, con gente pagada en las calles y con ellos de testigos y cómplices.
Para hacer el trabajo informativo y testifical más sucio, si es necesario, Chávez ha enviado al carnicero Insulza, al que pese a su descrédito por anteriores acciones que ha realizado a favor de Evo Morales y en contra del pueblo de Bolivia, Chávez ha vuelto a enviar en compañía del cuervo Caputo, porque son útiles y multiuso para los fines dictatoriales que se traen sus protegidos. Estos sepultureros de la OEA, han eludido emitir opinión sobre los cercos y marchas de campesinos armados y amenazantes que tienen ante sus ojos y que ponen en evidencia que los llamados observadores son sólo amigotes de la mafia Unasur, que es la nueva agencia de los presidentes que han salido de esa matriz de tiranos que es el Foro de San Pablo.
Los socios reunidos bajo la presidencia de la pediatra Bachelet genuflexa a su padrino Chávez, anunciaron también que crearían una comisión que efectúe una investigación imparcial de los sucesos ocurridos en Pando, que dieron lugar a la muerte de casi dos decenas de personas, sin que esto haya sido hecho, realmente en forma imparcial, porque han enviado a los mismos socios de derechos humanos, defensoría del pueblo y Naciones Unidas que según relatan pobladores del lugar su ambulancia ha sido vista en las horas de la noche que se realizan allanamientos de domicilios y hostigamiento a las personas.
En los puntos 6, 7, 8 y 9, los Presidentes de Unasur "instan a todos los miembros de la sociedad boliviana a preservar la unidad nacional y la integridad territorial, fundamentos básicos de todo Estado, y a rechazar cualquier intento de socavar estos principios, pero plantean estos puntos como si los que atentaran fueran los opositores a Morales, cuando es todo lo contrario porque quien está violentando los derechos y atentando por ello a la unidad nacional es el propio presidente Morales, quien ha movilizado toda su maquinaria para ejercer violencia desde el Estado y ejecutar su golpe de Estado en supuesta democracia.
El pueblo de Bolivia está sufriendo una tiranía, está siendo avasallado bajo la mirada cómplice de los carniceros de Unasur, que están dándole a su socio Morales las garantías para que realice su trabajo con absoluta tranquilidad y bajo el ala protectora de esta gavilla de presidentes verdugos de los pueblos de Sudamérica.