Páginas vistas en total

domingo, 14 de septiembre de 2008

estado de situación que nos ofrece el deber, edición digital de henry ugarte ahora

Primera Plana pone ante sus ojos, la noticia, el acontecimiento mayor de cada dia ocurrido en Bolivia. Por las características del blog, este acontecimiento va resumido con un punto de vista periodístico. El Consejo Nacional Democrático (Conalde) condicionó anoche la reanudación del diálogo con el Gobierno a que no haya más muertos ni heridos en ninguna de las cinco regiones que demandan la devolución del Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH) y rechaza el nuevo texto constitucional, pero además decidió trasladarse a Cobija para expresar su solidaridad y apoyo a una región que ya perdió cerca de una veintena de vidas humanas.
La decisión del Conalde fue calificada por el ministro de Gobierno, Alfredo Rada, como un apoyo abierto al prefecto de Pando, Leopoldo Fernández, quien “propició la masacre de ciudadanos bolivianos y ahora está actuando al margen de la ley”, declaró. El prefecto de Tarija, Mario Cossío, en representación del Conalde asistió el viernes a una reunión con el vicepresidente de la República, Álvaro García Linera.
Después de sentar las bases para encaminar una salida a la crisis, ambos sectores decidieron declarar un cuarto intermedio hasta las 17:00 de hoy. Ayer, Cossío informó de sus acciones a los miembros del Conalde, que se reunieron durante cinco horas en el hotel Buganvillas, y decidieron que la misma comitiva chapaca, que inició el diálogo con el Gobierno, vuelva hoy a La Paz; eso sí, siempre y cuando no haya más muertos ni heridos. El presidente del Conalde, Rubén Costas, denunció que con la ocupación violenta en Cobija el Gobierno ha agravado la crisis nacional, porque el estado de sitio, la represión y el amedrentamiento se han vuelto una constante. “El estado de sitio y la represión militar son las pruebas irrefutables de la decisión totalitaria del masismo”, dijo Costas.
Según la agenda del Conalde, hoy continuarán las reuniones de evaluación en Santa Cruz y se definirá la hora del viaje a Cobija; sin embargo, del traslado a la capital pandina no participarán los líderes cívicos, porque volverán cada quien a sus regiones para seguir de cerca la aplicación de las medidas de presión, que no serán levantadas hasta nuevo aviso. Para el Gobierno, según el ministro Rada, las opciones de encontrar una salida a la crisis política y social que vive el país a través del diálogo se mantienen intactas, por lo tanto, aguardarán hoy en La Paz al equipo negociador que representa al Conalde. El prefecto tarijeño, Mario Cossío, expresó su optimismo sobre la reunión de esta tarde con el Gobierno. “Vamos a sostener esta última oportunidad para darle una salida pacífica a los problemas que vive el país, y el único camino en democracia es el diálogo”, dijo.
La resolución de Santa Cruz
- Denuncia. Ante la comunidad nacional e internacional: pese a que el representante del Conalde, Mario Cossío, se sentó a dialogar con el vicepresidente Álvaro García Linera, el Gobierno continuó con su plan de ocupación militar y violenta en Cobija. - Demanda. Que se inicie una investigación seria, que establezca las responsabilidades sobre el genocidio contra el pueblo pandino, que cuente con la participación de los poderes públicos del país y de organismos internacionales que garanticen la imparcialidad. - Advertencia. Si hay un solo muerto o un herido más en las circunstancias actuales, se producirá un rompimiento de toda posibilidad de diálogo.
- Viaje. Los gobernadores y prefectos de los departamentos decidieron trasladarse a la ciudad de Cobija para expresar la solidaridad y el apoyo al pueblo de Pando. Sin embargo, el traslado está sujeto a un nivel de coordinación que se establecerá en las próximas horas para conseguir los medios logísticos; los líderes cívicos no participarán de este viaje.
Un cruce de propuestas
Según se conoció ayer en la reunión del Conalde, en el encuentro de la comitiva tarijeña con el vicepresidente Álvaro García Linera, ni siquiera pudieron abordar los temas de fondo como el nuevo texto constitucional, el IDH o el proceso de las autonomías.Mientras el Gobierno propuso que se liberen los campos petroleros y devuelvan las instituciones públicas tomadas, los autonomistas insistían en que se cumpla el punto sentado por el propio Gobierno: un diálogo sin condiciones. Hoy también tocarán el cese de la violencia en Pando