Páginas vistas en total

domingo, 7 de septiembre de 2008

pudo haber unido a bolivia pero no tuvo la grandeza de alma que se necesita

centa reck nos muestra a una
Bolivia Atrapada
Bolivia, está hoy en una mayor incertidumbre que hacen 6 semanas. Desde la encrucijada del presente, cada día que pase aumentaran las dudas sobre el futuro que nos espera.
La política de Evo Morales, ha llevado al país a un bloqueo absoluto, a la confrontación de dos posiciones que tienen en el momento presente la apuesta de reducir al adversario para encontrar un punto de definición.
Evo pretende volcar la situación totalmente a su favor, apostando a la aprobación de su texto constitucional que ha sido fabricado a la medida de su visión sindical y de sus ambiciones de conformar una hegemonía continuista, estatista y comunista.
La oposición conformada por las cinco regiones alineadas en el Conalde ha logrado imponer el planteo de una lucha de resistencia civil, sabiendo que no existe otra alternativa, puesto que de no hacerlo se estarían entregando a un proyecto que resulta incompatible con la visión país de la Media Luna. El proyecto constitucional del MAS convierte a los departamentos productores de recursos naturales en dependientes y subordinados a un centro estatal que pretende acumular todos los ingresos y todos los poderes, retomando un diseño de estado fagocitador de las regiones y que sólo alimenta a sus correligionarios y partidarios políticos.
Ante este emplazamiento Bolivia está atrapada y sin salida, o dicho de otro modo, Bolivia se encuentra en jaque mate. Evo ha emplazado al país con la ayuda de una fracción de la oposición que pactó con él, que le permitió y se prestó a ir a un referéndum revocatorio, inventado para que los resultados electorales que fueron absolutamente convenidos a favor del presidente y triangulados con un fraude montado con apoyo venezolano, le diera a Evo la fuerza para imponer su constitución, a sabiendas que este texto constitucional había sido repelido por quienes no son Masistas por el hecho de que fue concebido desde el Ejecutivo, aprobado ilegalmente y con heridos y muertos.
El jaque de Evo, plantea que Bolivia entre por el hueco de la aguja de su proyecto constitucional, y es el equivalente de un cataclismo o un sismo de grandes dimensiones, que sólo salvaguarda los intereses de un grupo político que pretende tomar el control total del país.
Ante esta situación, ante este emplazamiento, los departamentos autonomistas, la oposición ciudadana, no tienen otra salida, que no sea la de hacer una resistencia, pero esta no puede demorar sus estrategias si no quiere provocar un efecto boomerang, provocando la asfixia de sus propias huestes o de sus propios defensores. Las movilizaciones deberán tener una coordinación efectiva y formar parte de acciones que se concatenen a la vez que tomen en cuenta los tiempos que pueden ser sostenidas, porque se están tomando medidas que son autoagresivas y pueden producir graves daños y diezmar las fuerzas y los recursos de los ciudadanos que están en el frente interno de lucha.
El momento exige, definiciones claras, valor de oportunidad, decisiones, efectividad, entrega, liderazgo responsable y firme para no convertir la batalla en un salvoconducto a la derrota o al entreguismo. (del portal www.hoybolivia.com)