Páginas vistas en total

domingo, 5 de octubre de 2008

fracasa el intento de lograr un convenio firmado entre evo y los autonomistas

El Presidente Evo Morales y sus opositores no lograron hoy tampoco cerrar un acuerdo para superar la crisis de Bolivia en el marco del llamado "diálogo nacional", que los prefectos (gobernadores) autonomistas dieron por concluido.
Tras más de diez horas de reunión en Cochabamba (centro), los prefectos opositores de Santa Cruz, Beni, Tarija y Chuquisaca no firmaron el documento presentado por Morales para hacer viable la convocatoria del referendo constitucional y aprobar los avances conseguidos en las mesas técnicas del proceso de diálogo.
La propuesta del presidente sí fue rubricada por los cinco prefectos de Oruro, Potosí, La Paz, Cochabamba y Pando, todos oficialistas y los tres últimos interinos.
Aunque el Gobierno de Morales no dio por clausurada "esta etapa de diálogo y concertación", los prefectos opositores sí consideraron culminado este proceso, que se inició el pasado 18 de septiembre tras la ola de violencia que sacudió el país.
Según explicó el ministro de Desarrollo Rural, Carlos Romero, el Gobierno acudirá ahora al Congreso Nacional, "con el mismo ánimo de buscar acuerdos", para que se apruebe la ley de convocatoria del referendo sobre la nueva Constitución.
Romero explicó que, pese a la negativa de los prefectos de firmar un acuerdo, el Gobierno mantiene su voluntad de recoger "suficientemente" en el nuevo texto constitucional las "observaciones" de las regiones autonomistas.
"El Gobierno nacional quiere dejar claramente establecido ante el pueblo boliviano que hemos podido trabajar un nuevo capítulo de organización territorial del estado incluyendo las autonomías departamentales en el proyecto constitucional", destacó el ministro.
Sin embargo, el bloque opositor autonomista subrayó ante los periodistas que no ha cerrado ningún tipo de acuerdo con el Gobierno ni sobre este tema ni sobre el otro punto de conflicto: el reparto de las rentas petroleras.
De hecho, el portavoz de los gobernadores autonomistas, el tarijeño Mario Cossío, destacó que el acuerdo nacional no ha sido posible porque el Gobierno no ha satisfecho sus reivindicaciones.
Cossío admitió que la principal divergencia se centra en la imposibilidad de abrir el debate sobre la nueva Constitución en otros aspectos aparte de la cuestión autonómica.
A pesar del fracaso del proceso de diálogo, los gobernadores opositores se mostraron satisfechos de que al menos esta etapa de negociación haya servido para pacificar el país.
(La crónica se publica en La Tercera de Santiago. en otra sección les dimos las primicias del diario ABC y El País de Madrid)