Páginas vistas en total

miércoles, 15 de octubre de 2008

presagio de días terribles cuando el jolgorio termine y se caiga la economía boliviana

Al compas de la marcha auspiciada por el MAS, financiada por el chavo caribeño, aplaudida por o­nG europeas, complacida por la UNASUR y apoyada por los desocupados de Bolivia, vamos camino al despeñadero económico sin que medie compasión alguna del Gobierno. Total primero es el circo político y luego si se dieran cuenta podrían mirar el cuadro económico.
La constitución que se aprobará con o sin el voto de la oposición servirá para asegurar la reelección de Evo Morales, en medio de una demostración de fuerza solidaria producto de los desocupados que no tienen otra alternativa. Pero al mismo tiempo la economía se lo llevará como un turbión de paso con todas sus consecuencias.
Dijimos que nos estaban pasteando con la mesa de diálogo en el Congreso y que el asalto final era la marcha de los desocupados. Ahora afirmamos que luego de toda esta payasada por la reelección, nuestra economía quedará como un verdadero campo de batalla, deshecha, destrozada y destruida.
¿Las señales tienen pelos en la lengua? No.
Primero la demanda de dólares en el bolsín del Banco Central ha subido de 0 a 127 millones en un mes y su tendencia será al alza. Luego esas divisas que componen las Reservas Internacionales deberán hacer frente a esta realidad.
Segundo, los ingresos provenientes de las exportaciones de gas tienen una disminución para el año 2009 del 60 por ciento, es decir de 2000 millones a 600 millones, con todos los efectos colaterales que tiene esto en el IDH: presupuestos prefecturales, municipales y universitarios, a quienes se les hizo creer que el dinero no pararía de multiplicarse. La minería simplemente dejará de trabajar, en Oruro y Potosí debido a la caída en la cotización del zinc. En cuanto al proyecto San Cristóbal que era la causa del crecimiento del PIB al 6 por ciento se pone en duda su inversión ante la caída del valor de sus acciones de 21 dólares a 2.
Se señala la afectación de unas 80.000 familias en la minería, más de 50,000 empleos en el rubro textil, directo e indirectamente: menores ingresos por venta de soja, aceite crudo y otros no tradicionales que también verán afectadas sus fuentes de empleo. Mientras la canasta familiar seguirá conteniendo menos productos y los salarios perderán su valor adquisitivo, ante la devaluación del dólar que se pronostica.
Pero para los autistas del gobierno no hay gas licuado por culpa del contrabando, no hay gasolina porque la demanda creció y no hay diesel porque hay bloqueos en los caminos. Toda una vitrina de pendejadas al por mayor. La realidad es distinta, producimos casi lo exacto para venderle gas natural al Brasil y la Argentina, país que ha decidido ya reformular el gasoducto al noreste Argentino ante la imposibilidad de Bolivia para cumplir con sus cupos de exportación y el Brasil que va con todo a suplir las exportaciones pactadas porque sabe que el manejo administrativo, técnico y económico de YPFB es un sencillo desastre.
Un técnico en computación de Superintendente de Hidrocarburos, un maestro rural y ex boletero del Teatro Municipal de La Paz de Presidente de YPFB y un Ministro de Hidrocarburos que no sabe de la zeta a la media.
¡Ale! Viva el MAS y su proyecto de constitución, sus marchas revolucionarias y los bolastranis que nos gobiernan. (autor Dante Pino, fuente hoy bolivia)