Páginas vistas en total

jueves, 8 de enero de 2009

alfredo ovando y rené barrientos en su momento (1962-64) formaron parte de la "célula militar del MNR", no extraña hoy la existencia de "boinas rojas"

La logia “Boinas Rojas” formada por militares que recientemente asumieron la ideología masista al influjo de los dólares venezolanos, están copando las comandancias en todas las unidades militares así como los cargos de mayor importancia, relegando a los oficiales cuya actividad se ha limitado siempre a lo estrictamente profesional.
Esta logia se circunscribe al Ejército aunque se conoce que organismos similares están actuando también en la Fuerza Aérea y Fuerza Naval. Los miembros de la logia “Boinas Rojas” para su ingreso, son juramentados para defender a la “revolución democrática y cultural”, al “proceso de cambio” y al presidente Evo Morales.
Se han rodeado, además, de una extraña liturgia que incluye invocaciones a los mártires indígenas y proclaman su ansía de venganza por los más de 500 años de opresión colonial. Como es de suponer, sus actos son acompañados por la imagen del líder indígena Tupac Katari.
Alguien podría suponer que se trata de una organización formada por oficiales de extracción indígena, como los hay muchísimos en la institución armada, pero no. La mayor parte de sus miembros son evidentemente blancoides y sus apellidos tienen claras reminiscencias europeas.
Es así que entre sus principales miembros se encuentran Freddy Bersatti, excomandante del Ejército y actual Cónsul General de Bolivia en Chile. También dice presente Freddy Mackay, quien recientemente fue relevado como comandante del Ejército. Otro de los conspicuos miembros de este grupo de dudosa honorabilidad es el actual presidente de la Aduana , Wilfredo Vargas, quien fue anteriormente comandante en jefe de las FFAA y viceministro de Defensa.
De todos ellos hay bastante que decir. Bersatti es aquel general que tuvo una actitud vergonzosa frente a Hugo Chávez cuando a este se le ocurrió hacer una transmisión desde Tiahuanacu de su programa “Aló Presidente” y acabó rindiéndole cuentas de todo cuanto hacía la institución militar boliviana.
Sin embargo sus habilidades datan de tiempo atrás. El año 2005 fue comandante del Colegio Militar de Ejército y era muy conocida su afición a otorgar avales para el ingreso a dicho instituto militar previo pago de mil dólares. Además cobraba porcentajes por la licitación de instalaciones como el Centro de Oficiales y de los casinos para oficiales, donde también se ponía entre pecho y espalda una buena cantidad de tragos, siempre gratis.
Sobre Mackay circularon un tiempo versiones de que estaba conspirando contra Evo Morales. El generalito no vio mejor manera de desmentirlas que acudir a la oficina de Evo y, literalmente, de rodillas, jurarle lealtad eterna.
Wilfredo Vargas fue nombrado comandante en jefe de las FFAA pasando por encima de dos promociones, todo en reconocimiento a la actitud desleal que tuvo con su institución al pasar informaciones al MAS sobre las actividades del Ejército.
Como se verá, la logia “Boinas Rojas” se ha nutrido de oficiales que evidentemente no prestigian al uniforme que llevan, aparte de que muchos de ellos tuvieron mucho que ver en los sucesos de octubre de 2003 cosa que no parece importar mucho a Evo, que sabe que es mucho más fácil comprar, así sea eventualmente, la lealtad de individuos que por mérito propio nunca serían nada.
Es así que en la orden general de destinos para el año 2009 está designando para los cargos de mando a aquellos oficiales que difícilmente podrían mostrar su hoja de servicios sin ponerse colorados pero que, ante las circunstancias se tornaron en masistas y juran lealtad no a la Patria , a la Constitución y a las leyes como corresponde que hagan, sino a la persona de Evo Morales.
Autor: Palo Santo, fuente: pág. digital de Ernesto Justiniano)