Páginas vistas en total

jueves, 22 de enero de 2009

el copamiento del cuarto poder por el MAS causa preocupación y rechazo según Jorge Miranda Pacheco de H.Bolivia

El lanzamiento de un diario oficial-estatal por parte del gobierno de Evo Morales y el control que se ejerce sobre los diversos medios de comunicación estatales y otros privados adquiridos supuestamente por capitales venezolanos, pone al denominado cuarto poder del Estado en manos del Estado, por el gran abanico que abre en materia de comunicación el gobierno del MAS.
El gobierno controla desde siempre, aunque ahora con mayor fuerza y firmeza, las emisiones del canal 7 TVB con alcance mundial a través de su señal internacional. Posee una poderosa cadena de radio liderada por la que era Radio Illimani -ahora con el sugestivo nombre de Patria Nueva- secundada por unas 30 emisoras comunitarias.
Además el gobierno cuenta con una agencia de noticias que dejó de ser el medio a través del cual el Poder Ejecutivo hacía conocer sus noticias para convertirse en el vocero oficial del partido en función de gobierno.
También se viene un nuevo canal de televisión comunitaria financiado por Irán y Venezuela con el cual el gobierno espera llegar a todas las comunidades rurales y ahora el gobierno lanza el primer periódico de circulación nacional estatal. Esto sin contar con semanarios, revistas, programas de televisión y canales que han sido adquiridos a la empresa privada para ponerlos al servicio del gobierno.
Toda una red. No se ha dejado ni un cabo suelto y, además, se siguen buscando medios privados para comprar a fin de que el mensaje que el gobierno quiere posicionar en la mente de la ciudadanía boliviana sea perfectamente ententido.
Mientras tanto, muchos medios de comunicación privados se encuentran al borde del cierre debido a que la inestabilidad económica ha reducido sus ingresos en amteria de publicidad y porque mucha publicidad del gobierno les es restringida a muchos medios. Visto así el panorama, se puede decir que el cuarto poder del Estado se convierte en un poder MAS que tiene el Estado.
La gente, dentro de poco tiempo, será bombardeada por noticias oficialistas y poco a poco se irá perdiendo la libertad de expresión que en el proyecto de constitución del MAS ya tiene serias restricciones. En este mismo momento, muchas radios y canales de televisión, con sus licencias caducadas, no pueden renovar los permisos de funcionamiento, porque les ponen muchas trabas.
Así y todo, el gobierno se queja de que algunos medios y algunos periodistas lo atacan. Afirma que hay libertad de expresión, pero en la práctica esa libertad de expresión es manejada desde sus medios para sus propios intereses. La oposición tiene escasa cabida en esos medios y muy pocas veces se conoce otra versión distinta a la del gobierno a través de los canales oficialistas.
Similar acción inició Venezuela, con un presidente que se da la libertad de cerrar canales de televisión, de amedrentar a los opositores y de tener también a su disposición toda una cadena mediática. La Cuba de Fidel sólo tiene medios de comunicación oficiales y los corresponsales extranjeros tienen que pedir expresa autorización para trabajar en la isla. Morales estará siguiendo los pasos de sus aliados y amigos internacionales? Estamos a las puertas del fin de la libertad de expresión? El domingo la gente tendrá la palabra para decidir la clase de Bolivia que prefiere.