Páginas vistas en total

martes, 13 de enero de 2009

no dejarse seducir por el canto de sirenas que intentará evo secundado por lula para engañar a los votantes previene C.Reck en HB

La carnada de Lula-lula

La experiencia nos dice que cuando Evo Morales está desesperado o en alguna situación que lo pone frente a un reto importante, o que entraña algún peligro inminente, no duda en recurrir a sus amigos del Foro de Sao Paulo.
Tuvimos evidencia de ello ante el problema que su gobierno desencadenó en Pando, situación en la que acudió a su amiga Michel Bachelet quien para respaldarlo citó a la recién creada Unasur a una reunión de emergencia en la Casa de la Moneda, reunión de la que salió una apresurada resolución afirmando que en Bolivia se había intentado perpetrar un golpe cívico-prefectural, documento que le dio el salvoconducto al Ejecutivo para seguir haciendo de las suyas en el departamento de Pando y para proceder a todo tipo de atropellos y violaciones a fin de perseguir y encarcelar a los opositores, que eran sólo eso y no golpistas ni traidores a la patria como los calificaron los de Unasur y el Ejecutivo boliviano, en su empeño por tener carta blanca para reprimirlos.
Hoy que Morales se encuentra próximo al referendo por su constitución que se realizará el 25 de enero, ha hecho lo indecible por reunirse con los prefectos para enviar un mensaje tramposo de concertación en torno a la autonomía que ha metido de contrabando en el texto constitucional y que de aprobarse le servirá para tener una mayor injerencia en los departamentos y para boicotear a los prefectos electos tratando de tenerlos en sus manos.
Como la argucia de reunir a los prefectos con el tema de la autonomía no le dio resultado y sólo acudieron a la cita los prefectos que su gobierno ha puesto en calidad de interventores y el de Oruro que perdió el revocatorio pero se ingeniaron para hacerlo ratificar en forma mañosa con la Corte Nacional Electoral y finalmente el potosino que es uno de los departamentos en el que se permitió abiertamente el fraude en el referendo revocatorio, razón por la que es el único prefecto masista original que le queda, porque recordemos que hasta perdió al prefecto de Sucre, al que el Ejecutivo persiguió porque no obedeció sus órdenes de masacrar a su propio pueblo y que tuvo que salir huyendo, en una fuga propiciada por la persecución propia de la dictadura sindico-cocalera-militar que se está imponiendo en nuestro país.
Como no consiguió convencer a los prefectos para sacarse la apetecida foto de familia, posando con los hijastros prefectos que en cualquier momento serán objeto de un golpe como el que se perpetró contra Leopoldo Fernández, Morales ahora ha acudido a Lula Da Silva, el lula-lula de Unasur, quien con su pose de concertador tiene el mayor juego de cintura de todos los acólitos de Chávez, y que por su cercanía en negocios y geopolítica con la región amazónica-cruceño-pandina, que es hoy el alvo de la campaña de Morales, se convierte en este momento en el personaje carnada que necesita para alcanzar el objetivo de hacer el junte con sus opositores.
Este es el motivo por el que el mandatario boliviano le ha solicitado a su homólogo brasileño que haga una visita a una zona fronteriza con el departamento de Santa Cruz, por supuesto que dentro de la fecha clave próxima al referendo, para sacarse la foto que piensa exhibir hasta el cansancio los últimos días de la campaña.
No nos olvidemos que esta treta le daría réditos tanto al interior del país, dado que muchos están desinformados y se pueden dejar impactar por la imágenes. En el exterior del país puede ocurrir algo similar, puesto que Evo sabe que las imágenes dicen más que muchos comunicados o notas de prensa.
Nos preocupa que nuestra dirigencia se sienta tentada a considerar que deben estar presentes en la visita de Lula, atendiendo a que la relación con Brasil es importante para nuestra región, porque ese razonamiento puede llevar a una decisión errónea e irreparable, puesto que significaría caer en la carnada del Lula-lula.
Los ingleses dicen con toda razón que Dios está en los detalles pequeños, y el detalle de esta visita resulta importante en la coyuntura actual, por lo que se debe tomar el debido cuidado para no caer en las trampas maquiabélicas de quienes saben ponerle zancadillas, infundirle miedo, o someter a tentaciones a sus enemigos.
Ulisis, en su periplo tratando de volver a Itaca, advertía a los soldados de su ejército que debían estar atentos y taponarse los oídos y amarrarse de los mástiles para no caer en la tentación de lanzarse al fondo del mar detrás del canto de las sirenas.