Páginas vistas en total

martes, 10 de marzo de 2009

la paciencia está llegando a fondo. no hay explicación posible para justificar la expulsión de Martínez. Senador Lugar está molesto y habrá condena.


Por NESTOR IKEDA
The Associated Press
WASHINGTON -- El senador Richard Lugar declaró el martes que la decisión del gobierno del presidente Evo Morales de expulsar de Bolivia a otro funcionario estadounidense es "condenable", mientras un panel de la Cámara de Representantes anunció para el miércoles una audiencia para tratar las relaciones entre Estados Unidos y la región.
Las autoridades bolivianas expulsaron a Francisco Martínez, segundo secretario de la embajada, acusándolo de reunirse con opositores para desestabilizar al gobierno de Morales.
Lugar, el republicano de mayor rango en el Comité de Relaciones Exteriores del Senado, recordó que en noviembre se había reunido en Washington con Morales "en un auténtico esfuerzo de mejorar nuestras deterioradas relaciones bilaterales".
Morales había ya expulsado por entonces al embajador estadounidense y más tarde, en enero de 2009, hizo lo mismo con personal de la DEA.
"Hoy creo que es necesario condenar la expulsión de otro miembro del personal de nuestra embajada", dijo Lugar en una declaración escrita. "Esta decisión puede tener dividendos políticos en Bolivia, pero ciertamente no promueve los esfuerzos de resolver nuestras diferencias a través de un diálogo honesto y acciones positivas".
El comentario de Lugar se produjo en la víspera de una audiencia convocada por el Comité de Relaciones Internacionales de la Cámara de Representantes para analizar la posición de Estados Unidos frente a la región cuando se acerca la Cumbre de las Américas de abril en Trinidad y Tobago.
El presidente Barack Obama, quien por entonces estará cumpliendo 90 días en el cargo, debe ejecutar una política "basada en la defensa de los valores básicos democráticos y el trabajo conjunto para promover la estabilidad regional y prosperidad mutuas", declaró la congresista Ileana Ros-Lehtinen.
Ros-Lehtinen, líder de los republicanos en ese comité, dijo que la institucionalidad en el hemisferio estaba "bajo ataque de fuerzas internas y externas" y que Venezuela y Cuba trabajaban juntos para "reconstruir la región según su imagen autoritaria".
Esta será la segunda audiencia del comité de la cámara baja sobre Latinoamérica en la actual administración. Como en la primera, los invitados son también líderes de organizaciones civiles.
Obama no ha nombrado hasta ahora a los funcionarios del Departamento de Estado a cargo de los asuntos regionales.