Páginas vistas en total

sábado, 7 de marzo de 2009

lidia katari con lágrimas en los ojos ha denunciado que turbas aleccionados desde el Gobierno han violentado su domicilio, saqueado e incendiado

Víctor Hugo Cárdenas encabezó el movimiento "No de corazón" a la nueva Constitución Política del Estado que fue sometida a referéndum el 25 de enero. En ese marco, los ataques a su casa y a su familia son expresión de la irracionalidad y porque ya no hay democracia en el país, según señaló la ex autoridad. En tanto que su esposa aseguró: "No hay tranquilidad desde que mi esposo trabajó por el no" "Fue un ataque sorpresivo" coincidieron los esposos Cárdenas en declaraciones por separado. La esposa, los hijos, una hermana y dos sobrinos se encontraban en la propiedad rural, en tanto que el ex Vicepresidente de la República retornaba de Cochabamba. La turba que irrumpió en la casa golpeó, empujó, pateó e insultó a las personas que se encontraban en la propiedad. "Mi hijo está herido, le han lastimado el ojo", informó Lidia Katari en medio de sollozos al indicar que a ellas les golpearon y que su sobrino también estaba mal herido. Quienes irrumpieron en la vivienda les sacaron a empujones y chicotazos, gritando "váyase a Estados Unidos, tienes casa allá". "Tu esposo está con los cambas". Uno de ellos gritaba que "tenemos varias casas en el Norte, en Santa Cruz". Todos vociferaban que "nosotros hemos robado dentro del Gobierno", señaló Lidia de Cárdenas al puntualizar_ Mi esposo no ha manchado su nombre", y "si realmente, mi esposo ha robado, bueno pues, porque no nos enjuician". Víctor Hugo Cárdenas fue Vicepresidente de la República entre 1993-1997, en el primer período gubernamental de Gonzalo Sánchez de Lozada. Entre tanto la ex autoridad responsabilizó al presidente Evo Morales y su gobierno por la seguridad de su familia y su casa en el campo. Indicando que hace un par de semanas pidió protección, precisamente, por las amenazas que realizaron los masistas y seguidores del Jefe de Estado, quienes aseguraron que quitarían la propiedad. "Es mi casa", remarcó entre sollozos la esposa de Cárdenas al pedir justicia al Presidente, recordándole: "Piel negra llevamos, por qué tiene que mandar a su gente" a atacarnos a "sacarnos de mi casa" "¿Hay gobierno o no hay gobierno?", cuestionó al reiterar su indignación y dolor por el ataque. (la denuncia está en toda la prensa, el texto de El Deber, SC)