Páginas vistas en total

lunes, 16 de marzo de 2009

rechazamos la persecusión al enemigo politico y elevamos la voz por los presos de EVO en "plena democracia". DDHH de Bolivia

La Fundación de Derechos Humanos de Bolivia (Human Rights Foundation-Bolivia) manifiesta su solidaridad con los familiares de los presos políticos y acompaña las movilizaciones ciudadanas realizadas bajo la consigna “Liberen la Verdad” en varias ciudades del país y del exterior.
Reiteramos nuestra enérgica condena a las detenciones irregulares llevadas a cabo por el gobierno de Evo Morales Ayma y manifestamos una vez más a la comunidad internacional nuestra alarma por el grave deterioro de la protección a los derechos humanos en Bolivia.
Alertamos a la opinión pública nacional e internacional, a los gobiernos y organizaciones, que actualmente son decenas de ciudadanos los que sufren un encarcelamiento indebido por razones políticas, sin que su procesamiento haya respetado las normas del debido proceso.
Durante su arresto y encarcelamiento estos ciudadanos han sufrido y aún sufren diversos tipos de abusos y arbitrariedades, que configuran flagrantes violaciones a sus garantías fundamentales.
La inconsistencia de los cargos levantados en su contra permiten afirmar que se trata de presos de conciencia, privados de su libertad por profesar opiniones contrarias al actual gobierno o por participar en medidas de protesta.
Rechazamos esta persecución contra opositores, así como la injerencia gubernamental en el Poder Judicial, especialmente en lo referido a la violación de la jurisdicción territorial de las Fiscalías Departamentales y al principio del juez natural.
En el caso específico del prefecto de Pando, Sr. Leopoldo Fernández, Human Rights Foundation-Bolivia acompaña las acciones planteadas por su defensa ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos y realizará un seguimiento detallado del proceso en ese organismo internacional.
Alertamos también sobre la grave situación en que se encuentran trescientas personas asiladas en la localidad fronteriza de Brasilea (Brasil), viviendo de la caridad y sin poder retornar al país debido a las persecuciones políticas desatadas a simple acusación, sin que sus casos hayan sido debidamente investigados.
Demandamos un juicio justo para todos los detenidos y una Bolivia sin presos políticos ni exiliados.