Páginas vistas en total

miércoles, 20 de mayo de 2009

La prensa asociada de Bolivia ve intentos de amordazar en el juicio de amedrentamiento que Morales ha iniciado contra La Prensa. le ofrece su respaldo

La Asociación Nacional de la Prensa (ANP) respaldó ayer al matutino La Prensa que afronta un juicio de imprenta iniciado por el presidente Evo Morales y denunció que el Gobierno pretende imponer una “mordaza” al periodismo independiente.
Ayer se realizó el acto de posesión del nuevo presidente de la institución que aglutina a más de 20 medios impresos privados del país. El nuevo titular, Marco Dipp (director del diario El Correo del Sur), expresó su solidaridad con este periódico durante su intervención. El presidente saliente, Pedro Rivero, también condenó la acción perpetrada por el Ejecutivo.
Dipp calificó al proceso interpuesto por Evo Morales contra La Prensa como un amedrentamiento. “Ineludiblemente un juicio constituye un amedrentamiento a un medio de comunicación. Por otro lado, al fin se ha encaminado por la vía correcta el reclamo que tendría que haber hecho el Gobierno antes de acudir a vejámenes y atropellos como lo ha hecho. La ANP se solidariza con el diario La Prensa y va a seguir de cerca este proceso”.
El lunes se constituyó el Tribunal de Imprenta que llevará adelante el proceso. Los abogados del Ministerio de la Presidencia interpusieron el juicio en nombre del presidente Morales, quien se sintió agraviado por un titular que rezaba “Evo negoció luz verde con contrabandistas dos meses antes”. La nota hacía referencia a las investigaciones realizadas sobre el caso de los 33 camiones con contrabando que salieron de Pando en 2008.
Dipp lamentó que a partir de aquella edición el Gobierno se haya estrellado repetidamente con este medio y que no haya acudido inmediatamente al Tribunal, única instancia válida para ventilar estos casos.
El presidente saliente de la ANP, Pedro Rivero, por su parte, dijo que es “notable (el) propósito de infundir temor e imponer una mordaza al periodismo independiente”.
“Confiamos plenamente en la integridad profesional de los periodistas de La Prensa (...) esperamos que el inédito proceso contra este importante medio se ventile según las normas legales y en apego irrestricto a la verdad”.