Páginas vistas en total

martes, 5 de mayo de 2009

la trama armada por Evo se está mostrando con toda claridad. quiere involucrar a la dirigencia cruceña para anular todo vestigio de oposición.


El prefecto Rubén Costas; el ex presidente del Comité Pro Santa Cruz, Branko Marinkovic, juntamente con algunos dirigentes de las principales organizaciones empresariales de Santa Cruz, entre ellos el presidente de la Federación de Ganaderos, Guido Nayar; el presidente de la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO), Mauricio Roca, y el presidente de la Federación de Empresarios Privados de Santa Cruz, Pedro Yovio, fueron implicados por el fiscal Marcelo Sosa con el presunto grupo terrorista secesionista desarticulado el pasado mes en la capital cruceña.
Los aludidos, en declaraciones muy escuetas ante la consulta de los medios televisivos, desvirtuaron anoche tales acusaciones, las tomaron como un “ataque” contra quienes impulsaron la autonomía cruceña y un afán del Gobierno de descabezar a las principales entidades de esa región.
Según el fiscal Sosa, que encabeza las investigaciones, varios testigos, entre ellos uno cuya identidad está en reserva, y de otro detenido por su presunta implicación en el caso señalaron al prefecto cruceño y a esos empresarios como los supuestos financiadores del grupo irregular que comandaba el húngaro-croata, Eduardo Rózsa.
Sosa, en la conferencia de prensa que ofreció anoche para dar a conocer la supuesta articulación de la “célula terrorista”, informó que todos ellos ya fueron citados por el Ministerio Público para que puedan presentar sus declaraciones.
Sosa afirmó que, según el denominado testigo clave, Ignacio Villa “El Viejo”, "los mercenarios se reunían constantemente con otras 20 personas... en algunos casos asistía Branko Marinkovic, casi siempre Guido Nayar; los que nunca faltaron son Hugo Achá (integrante de la Fundación Human Rights), Mauricio Roca y otros"
Además, cita otro testimonio de alguien que afirma haber hablado por teléfono con Costas, a quien acusa de haberle ofrecido una casa para "terminar lo que estaba empezando refiriéndose a una serie de atentados".
La supuesta banda terrorista fue desarticulada el pasado 16 de abril en una acción policial en la que murieron Eduardo Rózsa-Flores, boliviano con ciudadanía húngara y croata, Árpád Magyarosi (rumano de origen húngaro) y Michael Martin Dwyer (irlandés). También fueron capturados Mario Francisco Tadic Astorga (boliviano con pasaporte croata) y Elöd Tóásó (húngaro), quienes están en prisión preventiva en el penal de San Pedro de La Paz.
Según las investigaciones de la Fiscalía, el grupo pretendía supuestamente asesinar al presidente Evo Morales, organizar milicias de resistencia en Santa Cruz y, posteriormente, plantear una secesión territorial.
El fiscal citó a Alcides Mendoza, uno de los detenidos por su presunta implicación en el caso, que aseguró que "quien inicialmente financió al grupo con 200.000 dólares para la compra de armas de fuego fue Branco Marinkovic".
La declaración de Mendoza además apunta que Marinkovic "habría entregado el dinero a un grupo de argentinos que se dieron a la fuga", según el fiscal.
Además de Costas y Marinkovic, otro de los señalados por los testigos es Guido Nayar, ex ministro de Interior y actual presidente de la Federación de Ganaderos de Santa Cruz.
Asimismo, el fiscal detalló varias conversaciones sobre el atentado que sufrió la casa del Cardenal, Julio Terrazas, la posible edificación de un "laboratorio de explosivos" en el stand de la telefónica Cotas.
Sosa también reveló que Rosza esperaba refuerzo de 17 ciudadanos extranjeros para concretar un eventual cometido vinculado con un movimiento irregular secesionista afincado en Santa Cruz, según refieren declaraciones y el propio gobierno que ha calificado este tema de "seguridad de Estado" desde el 16 de abril pasado.
De la presunta célula terrorista, integrada por Jorge Eduardo Rózsa Flores, Arpad Magyarosi (rumano), Michael Martín Dwyer (irlandés), Elod Toaso (húngaro), Alcides Mendoza (boliviano), Juan Carlos Geber Bruno (boliviano), Juan Alberto Kudelka Zalles (boliviano), Hugo Antonio Achá Melgar (boliviano), Alejandro Melgar Pereira (boliviano), Luis Hurtado Vaca (boliviano), Lorgio Balcazar Arroyo, dos estarían prófugos: Daniel Gaspar (húngaro) y Gabor Dudog (húngaro).
Diputados se reúnen con Tadic y Tóásó
El Deber.- La comisión multipartidaria de la Cámara de Diputados reiniciará hoy la investigación de la supuesta célula terrorista desarticulada en Santa Cruz, visitando al boliviano-croata Mario Tadic y al húngaro-rumano Elöd Tóásó, recluidos preventivamente en el penal de San Pedro, en La Paz. Ambos fueron detenidos por la Policía durante el operativo realizado en el hotel Las Américas la madrugada del pasado 16 de abril.
La cita fue confirmada por el presidente de esta comisión, César Navarro (MAS). Los parlamentarios estarán en la penitenciaría a las 15:00, aunque no se conoce si los dos detenidos aceptarán aclarar detalles de las pesquisas que los políticos llevan adelante a la par del Ministerio Público.
Para Navarro, la conversación que tendrán con Tadic y Tóásó les servirá para confirmar o aclarar la forma en la que se movía el presunto grupo irregular, ya que las revelaciones que conocieron en su visita a Santa Cruz les proporcionaron elementos que los detenidos pueden afirmar o descartar.
Uno de estos detalles es tener la certeza de la identidad del hombre que pagó la cuenta de los supuestos terroristas en, al menos, tres hoteles. El diputado del MAS Gustavo Torrico informó que Luis Hurtado fue quien pagó la cuenta en dos hoteles de la ciudad de Santa Cruz.