Páginas vistas en total

lunes, 1 de junio de 2009

"el embajador Golberg realizaba importante labor en favor de Bolivia" declara alto funcionario de EEUU en Wáshington. (Nota de H. Olmos)

El presidente Evo Morales suspendió su viaje a Caracas este domingo. La noticia está en las páginas electrónicas de los diarios venezolanos. De la capital venezolana, el presidente Morales debía viajar con Hugo Chávez a El Salvador, iba a asistir a las ceremonias de toma de mando del nuevo presidente salvadoreño, Mauricio Funes, previstas para el martes. La decisión presidencial ocurrió en una jornada en la que una entrevista del diario La Razón con un portavoz de la Casa Blanca y ex consejero de la embajada estadounidense en La Paz puso en evidencia que no será fácil para el gobierno un rápido restablecimiento de las relaciones con Estados Unidos en forma plena.  

El vocero presidencial Iván Canelas dijo que la cita en Caracas y El Salvador fue cancelada por “motivos de trabajo”, según el diario caraqueño El Universal.

Simultáneamente, Chávez suspendió la maratón televisiva con su programa Aló, Presidente, que debía extenderse hasta este domingo. Se desconocen los motivos para suspender el programa, que era parte de la conmemoración de los 10 años del líder venezolano en la presidencia de su país.

En Venezuela, el presidente Chávez está acosado por la oposición y uno de sus líderes lo desafió públicamente a un debate. El mandatario venezolano se negó la pasada semana a debatir con intelectuales latinoamericanos, entre ellos el peruano Mario Vargas Llosa, que lo retaron a medir ideas.

Este domingo no había informaciones detalladas sobre la cancelación del viaje presidencial. El viaje era considerado como parte importante de la diplomacia boliviana, que tiene por objetivo inmediato el restablecimiento pleno de relaciones con Estados Unidos, congeladas desde la expulsión de Bolivia del embajador Philip Goldberg y el cierre de las oficinas de cooperación en el combate al narcotráfico. Aún no se conocen las fechas para la próxima ronda de conversaciones, iniciadas la semana antepasada. La segunda ronda debe realizarse en Estados Unidos, este mes de junio.

Las esperanzas de la cancilleria boliviana de un pronto restablecimiento pleno de las relaciones bilaterales pueden haber recibido este domingo un balde de agua tan fria. En una entrevista con el diario La Razón, de La Paz, el portavoz de la Casa Blanca para asuntos de Seguridad, Mike Hammer, consideró “injusta” la expulsión de Goldberg.  Hammer fue consejero de la embajada estadounidense en Bolivia, de manera que no es ajeno a lo que ocurre en este pais. Sus palabras no dejan duda sobre el camino espinoso que la diplomacia del presidente Morales debe atravesar antes de reposicionar sus relaciones con la primera potencia del mundo:

“… es una verdadera lástima que el embajador Goldberg fuera expulsado, no cabe la menor duda en mi mente de que el embajador estaba haciendo una labor importante en Bolivia y que no estaba, de ninguna manera, haciendo algo que no era apropiado como diplomático; el hecho de que se reunía con gente de la oposición y como también con gente del gobierno es parte de la labor que hace todo diplomático y que se hace en todo el mundo. Uno se imagina que diplomáticos bolivianos en Washington van a reuniones con republicanos, demócratas o con otros personajes políticos. Entonces, esperemos que esto se pueda superar.”

Más: Si el gobierno esperaba dar un paso adelante durante la reunión de la OEA en Honduras, también esa esperanza entra al congelador. Obama no irá a Honduras, segun me informan desde Estados Unidos. Ese dia estará en Arabia Saudita, uno de los socios claves de Estados Unidos en el Medio Oriente.