Páginas vistas en total

martes, 2 de junio de 2009

qué verguenza. al jefe originario del estado le llaman "delirante, desvariante, sujeto de síndrome" porque se metió en asuntos internos de Perú. LP,LP


El Gobierno de Perú consideró que “no vale la pena” comentar las declaraciones del presidente Evo Morales al diario chileno La Tercera en las que aseguró que cuenta con información de que Lima ya sabe que perderá la demanda presentada contra Chile por los límites marítimos en el océano Pacífico.

A su vez, las comisiones de Relaciones Exteriores del Congreso peruano calificaron de “desafortunadas” las expresiones de Morales y advirtieron que el país vecino es soberano para llevar a cabo su política exterior en relación con dicho conflicto.

Algunos parlamentarios y medios de comunicación peruanos señalaron que el Presidente boliviano “desvaría” (ver aparte).

Por su parte, el portavoz del Palacio Quemado, Iván Canelas, aseguró que el presidente Evo Morales emitió una opinión sobre la demanda que planteó Perú contra Chile en la Corte de La Haya y, como tal, no puede ser considerada “injerencia” en asuntos internos del vecino país.

“El Presidente nunca ha dicho ‘La justicia (peruana) es así o asá’ y nosotros no consideramos que eso sea una injerencia sino una opinión del Presidente sobre ese tema”, dijo Canelas en referencia a las recientes declaraciones del canciller del Perú, José Antonio García Belaúnde, quien expresó la desconfianza del Gobierno peruano respecto de la justicia boliviana para tratar el caso “octubre negro”.

García Belaúnde manifestó ayer haber conversado con el presidente peruano, Alan García, sobre las palabras de Morales en sentido de que Perú perderá la demanda por la delimitación marítima con Chile presentada en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya.

“Hemos llegado a la conclusión de que no vale la pena hacer ningún comentario”, señaló García Belaúnde a periodistas al salir de una reunión reservada con la Comisión de Relaciones Exteriores del Congreso.

Morales dijo en una entrevista con el diario chileno La Tercera publicada el domingo que tiene “la información de que el Gobierno peruano sabe que la demanda la va a perder”.

“Si existiera un problema entre Perú y Chile sobre los límites, la forma de resolverlo sería el diálogo. Pero para perjudicar a Bolivia hacen una demanda, para que Bolivia no tenga salida al mar. En el fondo es eso”, recalcó el Mandatario boliviano.

Perú demandó a Chile el año pasado ante la CIJ después de ver frustrados sus intentos de dialogar sobre el tema con el país vecino, porque considera que sus límites marítimos no están definidos, mientras que Santiago asegura que fueron establecidos en acuerdos firmados en la década de 1950.

Perú, Bolivia y Chile se enfrentaron en una guerra entre 1879 y 1883 que modificó sus límites por la pérdida de territorio para los dos primeros y la salida al mar para Bolivia. La comisión parlamentaria peruana rechazó las declaraciones de Morales, en un comunicado emitido este lunes, tras recordar que la soberanía es un atributo de los Estados y que implica la independencia de los Estados en sus relaciones con otros.

“La soberanía es un atributo de los Estados que implica un ámbito externo e interno. En el primer caso implica la independencia de los Estados en sus relaciones internacionales, en el segundo caso implica la autonomía interna”, advirtió la comisión.

El Canciller peruano acudió a una reunión con la comisión, presidida por Santiago Fujimori, para informar, entre otros asuntos, sobre la demanda ante La Haya. Respecto de las amenazas lanzadas por una organización boliviana contra los peruanos residentes en la ciudad de El Alto, por el asilo y refugio dados en Perú a tres ex ministros de Bolivia, el Canciller dijo que la advertencia de expulsión ya ha sido retirada, pero que además tienen el compromiso de las autoridades de ese país de proteger a los peruanos que viven allí.

El Gobierno chileno marcó distancias a través del vicepresidente Edmundo Pérez Yoma, quien, tras señalar que el episodio obedece a un problema entre Bolivia y el Perú, indicó: “No tenemos idea qué antecedentes tiene el presidente Morales para afirmar lo que dijo”.

El Gobierno denuncia “injerencia” peruana

El Gobierno instó ayer a los magistrados del país a defender su sistema judicial ante la “injerencia” del canciller peruano, José Antonio García Belaúnde, quien justificó el asilo otorgado a tres ex ministros bolivianos por su desconfianza en la Justicia boliviana respecto del caso “octubre negro”.

“(García Belaúnde) dice que la justicia boliviana no es creíble. Nosotros hemos salido a defender la justicia, hemos señalado que es una injerencia del Canciller peruano, pero los magistrados no han dicho nada”, afirmó el portavoz del Gobierno del presidente Evo Morales, Iván Canelas.

El Ministro de Exteriores peruano aseguró este fin de semana que Lima concedió asilo a tres ex ministros del Gobierno del ex presidente Gonzalo Sánchez de Lozada, juzgados en Bolivia por genocidio, porque considera que la Corte Suprema boliviana fue intervenida por los órganos Ejecutivo y Legislativo.

Para Canelas, los magistrados de su país “que tanto salen a declarar cuando el Gobierno les critica algo” deberían pronunciarse en contra de estas manifestaciones, a las que tachó de injerencia de Lima.

“No se admite desde ningún punto de vista que el Canciller peruano dañe y denigre la imagen de la justicia boliviana”, aseguró el portavoz.

El vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, tildó el sábado 30 de “irresponsables” las declaraciones del canciller peruano y afirmó que “son muestra clara de la estructura intervencionista en asuntos políticos y judiciales internos”.

Por su parte, Isaac Ávalos, uno de los principales dirigentes campesinos del país y afín al gabinete de Morales, dijo que el Gobierno peruano y su presidente, Alan García, “parecen un títere de Estados Unidos para fregar (perjudicar) a Bolivia”.

El Ejecutivo de Alan García dio asilo y refugio a los ex ministros bolivianos Mirtha Quevedo (Participación Popular), Javier Torres Goitia (Salud) y Jorge Torres Obleas (Desarrollo Económico), quienes se refugian en Lima desde mediados de este mes.

“Sufre algún síndrome”

Las afirmaciones del presidente Evo Morales en el sentido de que Perú sabe que perderá el proceso con Chile por los límites marítimos en La Haya generaron reacciones negativas en el Perú.

“Rechazo esas expresiones que no tienen nada de certeza ni veracidad. Cuando recién se está iniciando un proceso de este tipo, nadie puede saber cuál va a ser el resultado”, dijo el ministro de Defensa Ántero Flores Aráoz, primer portavoz oficial del gobierno del Perú en comentar el tema.

En otros sectores las respuestas fueron más contundentes: el ex canciller peruano Luis Gonzales Posada, por ejemplo, acusó al presidente Morales de hablar “disparates” y pidió replantear las relaciones con Bolivia.

“Morales sufre del síndrome de Estocolmo (simpatía por el captor). No hay otra explicación para su actitud lisonjera con Chile y ofensiva con el Perú, entrometiéndose en asuntos que no le competen”, opinó Gonzales Posada.

El presidente de la Sociedad Peruana de Derecho Internacional, Gonzalo Fernández Puyó, consideró que las palabras son propias de “un presidente no cultivado que no sabe nada”.

La prensa limeña publicó ayer en primera plana títulos como “Morales desvaría” (El Comercio), “Evo delira” (Perú 21) o “Morales le da la espalda a la historia seducido por Chile” (La República).

La pelea por límites marítimos

Perú presentó una demanda ante la Corte de La Haya contra Chile por límites marítimos.

Lima pide redefinir dicha delimitación teniendo en cuenta tratados internacionales.

Bolivia considera que la demanda perjudica una solución a su demanda marítima.