Páginas vistas en total

sábado, 6 de junio de 2009

seguidores de sendero luminoso, asesinos profesionales dieron muerte a sangre fría a 22 policías, asegura Yehude Simon, ministro peruano del interior

El primer ministro peruano, Yehude Simon, acusó hoy a los indígenas que ayer protagonizaron violentos enfrentamientos con la policía en Bagua (norte del país) de "asesinar a sangre fría" a 22 policías.

 Yehude Simon ofreció una rueda de prensa conjunta con los ministros de Interior, Mercedes Cabanillas, y de Defensa, Antero Flores-Aráoz, quienes reconocieron que además de 22 policías muertos y tres desaparecidos entre ayer y hoy, hay nueve aborígenes muertos y 155 heridos, pero no descartó "que pueda haber más", dijo Simon.

 La Asociación Interétnica de Desarrollo de la Amazonía (Aidesep), la principal organización que encabeza las protestas de ayer y hoy, aseguró que había más de treinta muertos entre sus simpatizantes, cifra que han confirmado fuentes médicas.

 Según la versión oficial, en los primeros enfrentamientos sucedidos ayer en una carretera bloqueada por los indios amazónicos, éstos asesinaron a trece agentes, a siete de ellos con lanzas y a seis con armas de fuego.

 A ellos hay que añadir los nueve policías que fueron tomados ayer dentro de un grupo de 38 rehenes y luego asesinados en unos oscuros sucesos que terminaron en la pasada noche y sobre los que no hay información muy clara, aunque se sabe que 25 de ellos han podido ser liberados.

 El jefe del Comando Conjunto de las Fuerza Armadas, Francisco Javier Contreras, señaló que en las provincias afectadas por la violencia, Bagua y Utcubamba, regirá el toque de queda ente las 15.00 hora local y las 06.00 de la madrugada, y llamó a la población a "acatar las disposiciones de las Fuerzas Armadas".

 Asimismo, Contreras pidió a los indígenas que se "devuelvan los 42 fusiles AKM que han arrebatado a las fuerzas de la policía"