Páginas vistas en total

viernes, 9 de octubre de 2009

destacan los medios la dicotomía entre Evo y las FFAA. el primero rinde homenaje al Che. las segundas a los 59 uniformados caídos por la acción armada


Mientras líderes sindicales y sociales, junto al presidente Evo Morales, rendían homenaje al guerrillero cubano-argentino Ernesto Che Guevara, una vez más sin la presencia de las principales autoridades gubernamentales, los veteranos del ejército recordaron a sus caídos en la lucha antisubversiva.

Morales viajó, al igual que el pasado año, a la localidad cruceña de Vallegrande, donde estuvieron enterrados los restos del Che durante 30 años, en tanto que los militares que lo enfrentaron en 1967 se reunieron en la sede del Estado Mayor de las FFAA en La Paz, mientras otro grupo de veteranos del ejército realizó un homenaje a los caídos en el combate a la guerrilla con una ofrenda a los pies del monumento "Al soldado contrasubversivo" en la pequeña ciudad de Camiri.

En la clausura de un "foro social alternativo", el mandatario, que se ha declarado admirador del revolucionario argentino cubano, describió a Guevara como "un gran héroe, un símbolo de la rebelión, de la revolución y de la liberación del pasado, presente y futuro".

Después de tantos años, Guevara sigue siendo una "fuente de inspiración" para hacer en la región cambios "imparables" contra "el capitalismo", dijo Morales ante "guevaristas" de Argentina, Bolivia, Brasil, Uruguay, Paraguay e incluso de Honduras.

Vallegrande, en el departamento de Santa Cruz, se encuentra a 60 kilómetros de la villa La Higuera, el lugar donde Guevara fue asesinado por un sargento boliviano el 9 de octubre de 1967, un día después de ser derrotado y capturado por las Fuerzas Armadas locales con ayuda estadounidense.

Morales, que estuvo acompañado en el acto por el embajador cubano en La Paz, Rafael Dausá, recordó que los días 16 y 17 de octubre estarán en la ciudad central de Cochabamba sus colegas de la Alianza Bolivariana de las Américas (ALBA), a los que volvió a referirse como el "sindicato de presidentes antiimperialistas".

Horas antes, en La Paz se llevó a cabo un desfile con los excombatientes que se enfrentaron a la guerrilla del Che Guevara en la sede del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas.