Páginas vistas en total

lunes, 3 de mayo de 2010

los trabajadores realizarán horas más una gigantesca demostración de fuerza contra el insuficiente aumento salarial

Si bien el Gobierno Nacional aprobó ayer dos decretos para tres grupos, de los cuales uno es referido al aumento del 5% al salario mínimo vital para los trabajadores del sector salud, educación y otros, y el 3% para la Policía y las Fuerzas Armadas, no convenció a la clase trabajadora afiliada a la Central Obrera Boliviana (COB), que anuncia un paro de actividades y amenaza con radicalizar sus medidas de presión hasta lograr un aumento superior al que aprobó el Poder Ejecutivo. El otro decreto está referido a la inamovilidad del trabajador.


En esa línea, el magisterio urbano y el sector salud de Santa Cruz decidieron suspender sus actividades por 24 horas, la COD de Oruro definirá si al margen de la determinación de su ente matriz realizará cierre de carreteras o marcharán, mientras que los policías de La Paz definirán hoy qué medida ejecutar en rechazo al 3% al aumento que aprobó el poder central.


Pese a que el ministro de la Presidencia, Óscar Coca, explicó ayer que cualquier incremento al sueldo básico debe corresponder con los ingresos que percibe el país, de lo contrario desencadenará la inflación y desbaratará la estabilidad monetaria, el dirigente de la COB y líder de los fabriles de Bolivia, Salustiano Laura, advirtió que si el Gobierno central no sube más del 5% al salario mínimo, está en puerta un paro de 48 ó 72 horas hasta llegar a una huelga indefinida para exigir un aumento de sueldo superior al que aprobó el Gobierno.


Esa decisión será evaluada por la directiva de la COB y la Central Obrera Departamental (COD) de cada región.


Tras la promulgación del decreto que reglamenta el incremento salarial, la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia, a través de un comunicado, manifiesta su predisposición para acatar la determinación gubernamental, pero le preocupa que esa medida haya sido aprobada de manera unilateral.


Mientras el dirigente de la Confederación de Fabriles, Ángel Asturizaga, decía que al momento existen más de 50 trabajadores en huelga de hambre y hoy masificarán piquetes de huelga en La Paz, Cochabamba y Oruro; su colega de Oruro, Jaime Solares, anunciaba que paralelo a la medida que decretó su ente matriz, en esa región habrá un ampliado para definir si el paro de mañana se realiza con marchas, bloquearán las principales carreteras o iniciarán el ayuno.


La medida gubernamental sobre el aumento salarial es rechazada por el sector salud y el magisterio urbano de Santa Cruz, que paralizarán sus actividades por 24 horas no sólo por un mejor incremento salarial, sino también contra el proyecto de ley del funcionario público.


El líder cruceño del magisterio urbano, Millán Ribera, afirmó que mañana se suspenderán las actividades educativas contra el decreto gubernamental que reglamenta el 5% a favor del salario mínimo y exigir que el Gobierno acate las leyes que benefician a los trabajadores.
Por su lado, la titular del sindicato de trabajadores de salud del hospital San Juan de Dios y una de las dirigentes del sector de la COD afín al MAS, Delicia Mendoza, también anunciaron que el sector salud acatará la instructiva de la COB, por lo tanto sólo habrá atención en emergencia. Una fuente cercana a la Asociación Nacional de Suboficiales y Clases de la Policía calificó como ‘miseria’ el 3% al aumento salarial y dijo que ese gremio es discriminado porque hasta ahora no atienden la demanda de la categorización. (Crónica de primera plana del diario El Deber de Santa Cruz de la Sierra)