Páginas vistas en total

viernes, 4 de junio de 2010

los cadáveres están en la morgue para la autopsia de ley. los familiares los recibieron en Uncía. muchos periodistas aguardan los resultados en Oruro

Los familiares de los cuatro policías victimados en Sacaca, próximo a Uncía capital de la provincia Bustillos norte de Potosí, recuperaron al promediar las 07.00 de hoy, los cadáveres de sus infortunados seres queridos.

La información fue confirmada vía telefónica, por el abogado de las víctimas, Johnny Castelú, quién debido a la premura con la que se realizaron las acciones, no brindó muchos detalles del rescate de los cuerpos de los efectivos de la Dirección de Prevención y Control de Vehículos (Diprove), quienes fueron asesinados la última semana de mayo por comunarios en Sacaca.

"No puedo dar hablar mucho, es una situación muy tensa (...) tenemos que salir rápido para evitar mayores problemas. Cuando estemos en un lugar más seguro daremos todos los detalles de cómo se logró recuperar los cuatro cuerpos", dijo con voz entre cortada debido al nerviosismo.

Castelú relató que se encontraba en la población de Llallagua - próxima a Uncía- y que en las próximas horas estarían en Oruro para ahí, recién proceder al reconocimiento de los cuerpos y realizar un examen forense. "Son los cuatro cuerpos, pero no hemos podido identificarlos", sostuvo.

"Estamos saliendo de Llallagua nos sentimos presiones más tarde daremos más información en un lugar seguro", manifestó.

El 31 de mayo, ante las frustradas negociaciones del ministro de Gobierno, Sacha Llorenti, y el Defensor del Pueblo Rolando Villena, los familiares de los policías asesinados renunciaron a su derecho de asumir acciones legales contra los campesinos que los victimaron a cambio de que devuelvan los cadáveres.

"Los familiares de los cuatro policías han renunciado a su derecho de enjuiciar a los comunarios, pero nosotros les hemos hecho conocer que la firma del Fiscal de Distrito escapa a la voluntad y capacidad jurídica de mis representados", dijo el abogado de los familiares.

Castelú confirmó que prosperó el "preacuerdo" entre los familiares y los comunarios y se logró la devolución de los cadáveres, en circunstancias que aún se desconocen.

El 26 de mayo pasado los policías de la Dirección de Prevención de Robo de Vehículos (Diprove) suboficial Nelson Alcocer Casano, los cabos Rubén Cruz Aruquipa y Esteban Alabe Arias, además del policía Miguel Ramos Palluni, fueron dados por desaparecidos en Sacaca próxima a Uncía.