Páginas vistas en total

viernes, 24 de septiembre de 2010

el propio Evo firmó la Ley 4021 que le impide postularse el 2014. reformar la CPE es la salida. la otra demanda de Inconstitucionalidad cntra sí mismo

El ex senador por la desaparecida agrupación política Poder Democrático Social (Podemos), Carlos Börth, reveló este jueves que fue el propio presidente Evo Morales quien firmó la Ley 4021 que le impide ir a la reelección en 2014, por lo que aseveró que la única salida legal que tiene el oficialismo es reformar la Constitución Política del Estado (CPE).

“La Ley 4021 (aprobada en abril de 2009) dice en su artículo 25, parágrafo dos, que se computará como primer período el mandato vigente en la promulgación de la nueva Constitución, es decir, que el 7 de febrero el presidente Morales promulga la Constitución y en ese instante esta disposición legal está declarando válido como primer período de gobierno, y el segundo es el que resulta de la elección del 6 de diciembre de 2009”, afirmó el ex parlamentario en exclusiva para la Red Erbol, al aseverar que el problema no pasa por la legitimidad que tiene Morales de buscar prorrogarse en el mandato.

Si algún ministro dijo días atrás que es cuestión de interpretación de la Constitución, está equivocado, puesto que, aunque así fuese, todavía hay otra disposición legal que coloca un candado que es la Ley 4021, que paradójicamente fue firmada por Morales para su promulgación, sostuvo.

Detalló que aplicando el parágrafo uno de esta disposición transitoria, se debía aprobar un Régimen Electoral Transitorio para las elecciones del 6 de diciembre, lo cual sucedió el 14 de abril de 2009, es la Ley 4021, que en su artículo 25 dice: “Por mandato constitucional se convoca a elecciones generales de presidente, vicepresidente y miembros de la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) en todo el territorio del Estado Plurinacional para el domingo 6 de diciembre de 2009 por un período constitucional de cinco años”

Es más, añadió, quién firma esta ley, de acuerdo a la Gaceta Oficial de Bolivia, es el mismo Evo Morales, por lo que no existe la posibilidad de que vía interpretación los oficialistas intenten cambiar el sentido de la disposición transitoria primera, parágrafo segundo de la Constitución.

Sale peor aún, dijo Börth, incluso si buscan plantear la demanda de inconstitucionalidad de la Ley 4021 o de ese artículo 25. Las demandas de este tipo se plantean contra el Presidente de la Asamblea Legislativa de ese entonces por haber sancionado la ley y contra el Presidente del Ejecutivo por haberla promulgado, en este caso Álvaro García Linera y Evo Morales, respectivamente.

“Lo que nos dice (esta situación) es que el presidente Morales planteará hacer un recurso de inconstitucionalidad contra sí mismo, contra su propia ley, estos son excesos a los que conduce la mala lectura de las disposiciones legales y de la situación política”, apuntó.

Börth sugirió al partido de gobierno reformar la Constitución como una única salida legal para viabilizar la reelección del binomio Morales-García. “Tienen que encarar la reforma de la Constitución, comenzando por esta disposición transitoria, que con sólo quitarla del texto de la Carta Magna, está resuelto, porque en las disposiciones de la Presidencia se establece que puede haber dos reelecciones y no se dice más nada, quitando se podría habilitar como quieren hacerlo o podrían aprobar una nueva disposición transitoria autorizando la reelección aduciendo que esta es la primera vez o, finalmente, aplicar una disposición, la indefinida, pueden hacerlo”, manifestó.

Este es un asunto de viabilidad jurídica donde se hicieron acuerdos entre el Movimiento Al Socialismo (MAS) y la oposición en 2008 con la disposición transitoria, en especial una fracción negociadora de la cual era parte, la misma que pensaba que el país volvería a la normalidad únicamente viabilizando la reforma constitucional.

“La iniciativa política de la redacción de lo que es la disposición transitoria salió del gobierno, del lado del MAS, no de la oposición. En lo más difícil de las conversaciones un día nos sorprendieron los representantes del MAS y dijeron que estaban dispuestos a considerar que este período (2006-2009) es el primero, salió de ellos la iniciativa”, aseveró el ex senador.

La “disposición transitoria” en su parágrafo 1 dice que la elección del nuevo Presidente y Vicepresidente y la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) debía realizarse el 6 de diciembre 2009, tal como sucedió; pero también, que el mandato anterior de las autoridades elegidas serán tomados en cuenta a los efectos del cómputo de los nuevos períodos de función.

Ante tales argumentos, el viceministro de Coordinación Gubernamental, Wilfredo Chávez, atinó a defender al gobierno indicando que “las explicaciones que da la antigua oposición quedan a un lado porque actualmente rige una nueva Constitución, que se basa en un principio de jerarquía, vale decir, que si una ley es notoriamente contraria a la Constitución esta es inaplicable, por lo que el alegato que hace no tiene vigencia”.

El funcionario calificó a la Ley 4021 de “mañosa” por responder al escenario político complicado al que fue llevado el MAS por la oposición en ese momento.