Páginas vistas en total

viernes, 10 de septiembre de 2010

el proyecto suspende licencias a los medios por ideas racistas. criticado por los periodistas el tema aún se debate según La Prensa de LP

El proyecto oficialista de Ley Contra el Racismo y Toda Forma de Discriminación sanciona económicamente, e incluso con la suspensión de su licencia, a los medios de comunicación que autoricen y publiquen ideas racistas y discriminatorias. Esta disposición es criticada por la Asociación Nacional de la Prensa, que pide que sea excluida.

El artículo 17 de la propuesta dice que “el medio de comunicación que autorizare y publicare ideas racistas y discriminatorias será pasible de sanciones económicas y de suspensión de licencia de funcionamiento, sujetas a reglamentación”.

Juan Javier Zeballos, directivo de la Asociación Nacional de la Prensa, en contacto con La Prensa, afirmó que el hecho de que un órgano del Estado emita una ley con relación a la prohibición, no sólo de difundir o publicar términos ofensivos a la dignidad humana, “constituye una violación a la libertad de expresión y una virtual censura previa, y eso contradice los principios fundamentales de la libertad de expresión”.

Además, prosiguió Zeballos, que dentro del marco del Código de Ética del gremio ya se prohíbe cualquier acto de discriminación racial, cultural y otros. Hizo referencia a la declaración de principios sobre la libertad de expresión, de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, en la que se estipula que “la censura previa, la interferencia o presión directa o indirecta sobre cualquier expresión, opinión o información difundida a través de cualquier medio de comunicación (...) debe estar prohibida por ley”.

En criterio del representante de la prensa, el Gobierno no puede atentar a la libertad de expresión mediante decretos o leyes, pero sí se puede recurrir a un Tribuna de Ética de las entidades del sector.

El proyecto también establece sanciones a las autoridades y funcionarios públicos que incurran en las faltas contenidas en la normativa, quienes pueden ser condenados hasta 10 años de cárcel.

Por discriminación, la propuesta sanciona con una pena privativa de libertad de uno a cinco años; por racismo, de dos a siete años; la incitación a la discriminación o racismo está penada con privación de uno a cuatro años. En todos los casos, la pena se agrava en un tercio del mínimo y en una mitad el máximo cuando sea cometido por un funcionario público, servidor público o autoridad pública. Aparte, crea el Comité Nacional Contra el Racismo y Toda Forma de Discriminación.

Jorge Medina, excluido y molesto

El diputado afroboliviano del Movimiento Al Socialismo (MAS) Jorge Medina, quien planteó el proyecto de Ley Contra el Racismo y Toda Forma de Discriminación a la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados, se sintió excluido y manifestó su molestia porque su nombre no figuraba como “proyectista de la propuesta”.

Otro de los cuestionamientos que hizo Medina fue que al planteamiento normativo que presentó se le realizaron muchos cambios. Su molestia surgió el miércoles, cuando la plenaria de la Cámara Baja discutía el anteproyecto de la normativa, que no tomó en cuenta la propuesta de Medina.

La Prensa intentó obtener una entrevista con dicho legislador para conocer si los puntos cuestionados un día antes fueron discutidos por la Comisión de Derechos Humanos, empero no fue posible porque Medina dijo que no daría entrevistas a ningún medio sobre el tema, “porque lo estaban tergiversado”. Al salir de la Comisión de Derechos Humanos, lo único que afirmó Medina fue que “todo está bien y que no hay ningún problema, todo está bien”.

OPINIONES

“Estamos en desacuerdo, me preocupa que algunas personas instrumentalicen este tema que es tan delicado para calumniar, para denigrar, si algún periodista difunde algo que al parecer de ellos (del Gobierno) es malo, porque es muy subjetivo. Si les pareció discriminación, le quitan su licencia a un medio, a usted como periodista también la sancionan. Por eso hemos pedido que se tipifique todo, qué vendría a ser un insulto racista o una discriminación, porque en la subjetividad de la norma se da muchas veces paso a interpretaciones injustas. Se quiere amordazar a los medios de comunicación. El problema es que van a instrumentalizar esta ley para incentivar al odio y encarcelar a quienes no les gusta”.

Adriana Gil / Diputada de Convergencia Nacional

“Definitivamente y lamentablemente en el país necesitamos una ley de esta naturaleza, porque no es suficiente una ley, una ley de esta magnitud no es suficiente para erradicar todavía esta cultura del racismo y de la discriminación, que todavía caracteriza a la sociedad y, por ende, al Estado boliviano. Claro que no será suficiente una ley, pero a mí no me parece que se pongan susceptibles (los medios de comunicación), que cada vez que se habla sobre los medios reaccionen de esa naturaleza. Habría que preguntarles a los medios de comunicación si están de acuerdo en que los medios auspicien notas racistas, notas discriminadoras, no tienen razón para ponerse susceptibles”.

Rolando Villena / Defensor del Pueblo