Páginas vistas en total

sábado, 2 de octubre de 2010

acertado. Rafael merece el Oscar. al mejor actor. nos engañó a todos pero quedó desenmascarado

El presidente ecuatoriano Rafael Correa podría poner en aprietos a la Academia de Hollywood en sus nominaciones para otorgar el premio Oscar al mejor actor, después de su actuación en la crisis desatada a raíz de una protesta policial. La manifestación era de seriedad, no hay duda, pero la alharaca de Correa, eso de mostrar el pecho para que le disparen, su intento por enfrentar directamente a los sublevados, la máscara antigases, las muletas, el hospital y todo el zafarrancho que se armó, realmente fueron de película y en realidad, fue lo que convirtió una manifestación en un intento de golpe de estado. “Están tratando de ingresar a la habitación”, decía Correa en una entrevista telefónica, cuando supuestamente se mantenía como rehén de un grupo de policías. “De aquí salgo como cadáver o como presidente”, remataba, usando frases de algún guión de Oliver Stone, mientras los extras y actores secundarios organizados en la Unasur y el ALBA, preparaban el marco ideal para transformar la película en una superproducción del género épico. Resultado: gran éxito de taquilla para un gobernante que estaba en baja.