Páginas vistas en total

miércoles, 6 de octubre de 2010

en las 11 ciudades más grandes de Bolivia estuvieron hoy los periodistas unidos como un sólo hombre en contra de la Ley Mordaza de Evo Morales (L.T.D)

Los y las periodistas de todo el país masificaron este miércoles, sus marchas de protesta y anunciaron el inicio de una masiva huelga de hambre a nivel nacional, rechazando los artículo 16 y 23 de la Ley Contra el Racismo, por ser atentatoria a la libertad de expresión de los ciudadanos y los periodistas.

Los trabajadores de la prensa de Cochabamba y Tarija, dejaron por unas horas la redacción de sus periódicos, las cámaras de televisión y los micrófonos radiales y una vez más se volcaron a las calles en defensa de la libertad de información y en rechazo al pretendido cierre de medios de comunicación bajo el pretexto de lucha contra el racismo.

"Estamos movilizados los periodistas comprometidos con la libertad de información y expresión de los ciudadanos. Tenemos otras medidas de presión pero nos guardamos el derecho de no decir cuales serán", dijo uno de los dirigentes de los periodistas de Cochabamba.

En Tarija la Federación y el Sindicato de trabajadores de la Prensa, volvieron a convocar a la marcha de protesta que tuvo el respaldo de las y los periodistas tarijeños, que marcharon por las principales calles y avenidas de esa ciudad, rechazando la Ley.

La medida de presión fue reforzada con un paro de los medios de comunicación por dos horas en los que la población quedó aislada de la información, como una muestra de cuán importante es la labor social que realizan los periodistas y medios de comunicación.

Con estribillos de "libertad de expresión ... la verdad no se calla" los periodistas se volcaron a las calles y recibieron la solidaridad y respaldo de la población tarijeña que se solidarizó con las protestas.

Periodistas y propietarios de medios de comunicación, decidieron unir esfuerzos como una muestra de unidad del sector y advirtieron con radicalizar sus medidas de presión con el inicio de piquetes de huelga de hambre en todo el país.

Tal como ocurre en Santa Cruz, los periodistas de otros departamentos, también recolectarán firmas de la población, para impulsar una iniciativa ciudadana contemplada en la Constitución Política del Estado (CPE) para forzar al Gobierno y al MAS revisar o derogar la Ley.

Desde el lunes pasado, los periodistas de las principales ciudades capitales iniciaron sus movilizaciones de protesta rechazando los artículos 16 y 23 de la Ley Contra el Racismo que no sólo viola la libertad de expresión de los ciudadanos, sino la libertad de información.

En La Paz, periodistas de prensa, radio y televisión protagonizaron un mitin en la plaza Murillo centro del qué hacer político, para hacer escuchar su voz de protesta en contra del Gobierno y el MAS, por conculcar las libertades democráticas de todos los ciudadanos bolivianos, como es la libre expresión.

Entre tanto los diputados Tomás Monasterios y Jesika Echeverría, ambos de Convergencia Nacional (CN) instalaron piquetes de huelga de hambre en La Paz y Santa Cruz, en defensa de la libertad de expresión. Los parlamentarios exigen la revisión de los artículos 16 y 23 de la Ley de Lucha Contra Toda Forma de Discriminación.

Los parlamentarios se sumaron a la extrema acción de protesta instalada por tres trabajadores de la prensa, en tanto que manera paralela avanza en la recolección de firmas que en seis días llegó a 66 mil adhesiones ciudadanas.

"No podemos tener una mirada tolerante, permitir estos hechos y queremos manifestar la defensa de los derechos irrestrictos que tienen los medios de comunicación de nuestro país en apego a la Constitución ante la actitud de instrumentalizar en la Ley antirracismo, mecanismos para coartar los medios de comunicación", afirmó el diputado Monasterios (CN).

Los trabajadores de la prensa de El Alto, La Paz, Santa Cruz, Tarija, Oruro, Potosí, Montero, y otras regiones del país, decidieron radicalizar sus medidas de presión y advierten instalar otros piquetes de huelga de hambre exigiendo modificar los artículos 16 y 23 de la Ley, porque coarta de manera directa el desarrollo de los medios de prensa.