Páginas vistas en total

martes, 12 de octubre de 2010

tercero en la lista es el boliviano cuya esposa no quiere regresar a Bolivia agradece a Evo pero prefiere seguir en Chile. febril actividad (Clarín BA


Una ebullición permanente se puede ver en el campamento de Copiapó, donde la ansiedad y la expectativa reinan cuando ya esta todo listo para el rescate de los mineros atrapados a 700 metros de profundidad. Los primeros pasos los dio la cápsula Fénix que fue introducida unos 65 metros dentro del ducto que conecta con los trabajadores. Dio comienzo así a las primeras pruebas que terminarán -si todo sale como está previsto- con Florencio Ávalos en la superficie dentro de unas horas.

Después vino la segunda y más importante de las pruebas:que la cápsula baje hasta los 610 metros de profundidad y vuelva con información de cómo fue el descenso. Por allí no sólo habrá que sacar a los 33 mineros sino introducir a cinco rescatistas cuyas vidas también están en juego.

El presidente chileno, Sebastián Piñera, se encuentra en el lugar desde media tarde. Ahí confirmó que el rescate de los 33 mineros se había adelantado y que se iniciaría antes del anochecer. Previsto para las 20 de Chile, el operativo se retrasó unas horas pero sigue avanzando.

Previamente, en la ciudad de Copiapó, el mandatario evocó las dificultades del rescate, el más complejo en la historia de la minería. "Siempre reconocimos que la vida de los mineros estaba en las manos de Dios", dijo al inicio de su visita. "Siento una profunda emoción y una profunda alegría", agregó.

Piñera, cuya popularidad creció luego de que fueran encontrados los mineros, participará luego en una misa en la bocamina con los familiares de los trabajadores atrapados.

Los ojos del mundo están puestos en el inminente rescate. Según confirmaron las autoridades de Copiapó, en los alrededores de la mina ya hay más de 2.000 periodistas de distintas partes del mundo. Con la cuenta regresiva en marcha, el tema ocupa lugares destacados en portales noticiosos de todo el globo, como los de la BBC, el New York Times, Le Monde, La Reppublica, El País (de España), El País de Uruguay, O Globo de Brasil.

Golborne explicó que la operación comienza con el descenso de la cápsula metálica Fénix. Primero baja vacía y luego con rescatistas, para marcar velocidad y posiciones, explicó el funcionario. Finalmente, un rescatista permanecerá donde están los trabajadores y subirá de regreso un minero. La operación será repetida hasta que desciendan tres rescatistas, detalló. Estaba previsto que el primero de los mineros saliera alrededor de las 22:00 pero a esta altura el horario es incierto

El conducto de algo más de 60 centímetros de diámetro fue reforzado –encamisado, según la jerga– esta madrugada. Seis horas antes de lo estimado. Dos horas después se probó la cápsula, que traerá a la superficie a los mineros atrapados desde el 5 de agosto en esta mina de cobre y oro a más de 800 kilómetros de distancia al norte de Santiago de Chile.

El orden de salida es una de las grandes incógnitas del rescate. Sólo se sabe quiénes serán los primeros tres mineros que saldrán del yacimiento: Florencio Ávalos, Mario Sepúlveda y Carlos Mamani. Lo otro que está confirmado oficialmente es que el último en llegar a la superficie será Luis Urzúa, el jefe de turno. "Don Lucho" es también topógrafo y, como buen capitán de barco, será el último en abandonar la dramática situación. ¿Quién saldrá en medio? Habrá que aguardar. Abajo quedarán los cuatro rescatistas que habrán bajado primero –tal como lo anticipó Clarín en su edición de ayer– para ayudar a los mineros a salir.

El Campamento Esperanza amaneció con un viento frío que de a poco fue dando lugar al sol que hizo que el día sea, una vez, de mucho calor. Los familiares de los mineros casi ni durmieron entre los nervios y la ansiedad. Todos esperan el éxito del operativo "San Lorenzo".