Páginas vistas en total

domingo, 14 de noviembre de 2010

antiimperialista y anticapitalista declaró ser el jefe del Ejército Antonio Cueto y pidió aplicar ley a "traidores a la Patria". misiles chinos


El comandante general del Ejército, general Antonio Cueto Calderón, se declaró este domingo antiimperialista y anticapitalista, por lo que pidió a las autoridades del gobierno nacional aplicar la Ley Marcelo Quiroga Santa Cruz contra quienes colaboraron con Estados Unidos para la salida de misiles chinos de Bolivia con destino a ese país.

“Con la finalidad de lavar el honor del Ejército, solicitamos a las autoridades pertinentes que, a través de la Ley anticorrupción Marcelo Quiroga Santa Cruz, se actúe en consecuencia con quienes entregaron para desactivar misiles que fueron adquiridos para la defensa del Estado”, aseveró el jefe militar en su discurso en el acto de conmemoración del Bicentenario del Ejército Nacional.

En diciembre de 2005, el actual mandatario Evo Morales, en ese entonces candidato a la presidencia del Estado por el Movimiento al Socialismo (MAS), denunció la desaparición de 28 misiles tierra-aire MHN-5 de fabricación china que se encontraban en los arsenales bolivianos y que fueron entregados a Estados Unidos para ser “desactivados”.

Morales anunció en esa oportunidad su intención de llevar ante los tribunales al ex presidente interino, Eduardo Rodríguez, y a su ministro de Defensa, Gonzalo Méndez Gutiérrez, por “traición a la Patria”. Para justificar el envío de los misiles chinos a Estados Unidos, las autoridades bolivianas afirmaron que aquellos equipos eran obsoletos y que su manipulación se había hecho peligrosa. Todo parece indicar, sin embargo, que fueron adquiridos en China a principios de los años 90 y que estaban en perfecto estado. Se trataba además de los únicos misiles que poseía el ejército boliviano.

EJÉRCITO ANTIIMPERIALISTA Y ANTICAPITALISTA

El general Cueto indicó que la nueva Constitución Política del Estado, vigente desde febrero del año pasado, ha hecho que el Ejército surja como una institución socialista, comunitaria “y como tal nos declaramos antiimperialistas, porque en Bolivia no debe existir ningún poder externo que se imponga, queremos y debemos actuar con soberanía y vivir con dignidad”.

“También –acotó– nos declaramos anticapitalistas, porque este sistema está destruyendo a la madre tierra, es por eso que debemos unir todos nuestros esfuerzos y capacidades para defenderla. Los anteriores gobierno neoliberales pactaron con el sistema capitalista buscando la destrucción de nuestras Fuerzas Armadas con planes que disminuían progresivamente nuestra capacidad operativa”.