Páginas vistas en total

miércoles, 3 de noviembre de 2010

el sitio eju.tv ofrece estas crónicas cortas sobre "el rodillazo" los conflictos, y una economía que se rechaza en todo el país

La creciente prepotencia presidencial comienza a generar rechazo en la población, que según las últimas encuestas le muestra “tarjeta roja” al mandatario, con una caída de su aprobación de tres puntos porcentuales (del 52 al 49%). Particular impacto en la opinión pública ha tenido el famoso rodillazo de Evo Morales en un partido de fútbol, propinado a un jugador del equipo de sus ex aliados del MSM. El 70% de los encuestados cree que el presidente debió ser expulsado del partido por esa falta y el 54% opina que Evo no debería seguir jugando fútbol. La caída de la aprobación fue especialmente fuerte en el bastión masista de El Alto, con nueve puntos de bajada (69 al 60%). La polémica por la ley mordaza y la presión inflacionaria también son factores relevantes para explicar el desgaste de Evo Morales.

Más conflictos, menos democracia

El 44% de los encuestados asegura que los problemas sociales vienen en aumento y sólo el 10% cree que la situación política del país es buena. El 40% opina que Bolivia es menos democrática que hace 5 años y el 46% dice que hay menos libertad de expresión. La cifra coincide con la de quienes opinan que la ley “antirracismo” limita la libertad de expresión. El 48% de los entrevistados afirma que Evo no gobierna para todos.

Se aplazan el vice y el gabinete

Nada mejor le va al vicepresidente Álvaro García Linera, cuya aprobación cae del 42 al 41%, mientras que su desaprobación trepa de 50 a 52%. El gabinete sigue siendo el eslabón más débil en la actual administración: el ministro de gobierno Sacha Llorenti apenas logra una aprobación del 23%, en tanto que su desaprobación sube al 56%. El ministro de la presidencia Oscar Coca también registra una aprobación del 23%, con una desaprobación del 48%. Con su gestión al frente de la “Agencia de Fronteras” creada a su medida, el misterioso Juan Ramón Quintana muestra números rojos: 22% de aprobación contra 57% de desaprobación.

Evonomics reprobada

Mención aparte merece el ministro de hacienda Luis Arce, con una esmirriada aprobación del 26% y un rechazo del 44%, números que evidencian el fracaso de la denominada Evonomics, presentada por el funcionario en los foros internacionales como el súmmum del éxito. Los bolivianos no piensan igual que el ministro, porque su realidad no está hecha de papeles sino de precios de productos básicos que vuelan por las nubes.

notishots@gmail.com