Páginas vistas en total

lunes, 7 de febrero de 2011

otra vez y van sin cuenta las acusaciones contra la prensa y toca a Carlos Valverde a quién acusa casi de criminal siendo funcionario de Paz Zamora


El ministro de Gobierno, Sacha Llorenti, acusó otra vez a medios de comunicación de manipular, distorsionar e incluso mentir para defender intereses políticos y económicos en el caso del supuesto núcleo terrorista de Eduardo Rózsa Flores.

“Es importante que la ciudadanía identifique a quienes están tratando de debilitar el caso y cuáles son las razones (...) estamos hablando de algunos medios de comunicación”, dijo Llorenti ayer en una entrevista en la cadena estatal de medios.

Específicamente mencionó a las redes nacionales PAT, Red Uno y Unitel así como al periódico La Estrella del Oriente y al periodista Carlos Valverde.

“Tienen derecho a ser oposición, pero no se escondan, no tergiversen, manipulen y distorsionen detrás de la objetividad, la imparcialidad o el periodismo independiente. No existe tal cosa, hay intereses económicos y políticos”, expresó Llorenti.

El Ministro mostró incluso documentos que –según la autoridad– se encontraron en la computadora de Rózsa y entre los que estaría una lista de medios de comunicación que tenían intereses en apoyar el separatismo.

“Éstos son los grupos conformados por todos los medios de comunicación que tenían que defender (el plan de Rózsa) porque se encontraban de alguna forma alineados con su lógica. Ahí está la Red Uno, Unitel, por ejemplo”, sostuvo Llorenti.

Respecto al periodista Carlos Valverde, el ministro de Gobierno lo acusó de decir mentiras y de no tener “ninguna credibilidad.

Lo que pasa es que este señor ha trabajado en el Ministerio de Gobierno durante el Gobierno de Jaime Paz Zamora y hay muchas cosas que investigar sobre su rol en esos años en los que se utilizó la tortura como método sistemático y hubo personas que fueron ejecutadas sumariamente”.

Además leyó parte de las declaraciones a la Fiscalía que habría hecho Marco Antonio Monasterios Mariscal “en las que hace un relato de cuáles son los vínculos de estos señores (los que habrían organizado este plan y ahora están prófugos) con el grupo de Rózsa porque algunos sectores que no tenían nada que ver… nadie duda del grupo separatista, pero dicen que era un grupo de locos que no tenían nada que ver con los cruceños”.

“Podemos profundizar este tema… No tengo el menor temor de decirlo. Yo creo que la gente se da perfecta cuenta de que detrás de algunos enfoques, manipulaciones, distorsiones y mentiras o medias verdades hay un interés político e interés económico”.

Antecedentes y pruebas

Para defender la hipótesis del Gobierno de una intención separatista encabezada por Eduardo Rózsa Flores, el ministro de Gobierno volvió a señalar a varias exautoridades cívicas cruceñas de quienes dijo son “prófugos de la justicia”.

“Me refiero a gente con mucho dinero”, aseguró y mencionó a Branco Marinkovic, Alejandro Melgar Pereira, Hugo Antonio Achá Melgar, Alejandro Broun Ibañez, Luis Alberto Hurtado Vaca, Ronny Hurtado Vaca, Enrique Vaca Peralta, Lorgio Balcazar Arroyo, David Sejas López, Héctor Renato Laguna Paniagua, Pablo Humberto Costas Aguilera, Mario Adolfo Bruno Leonhardt, Luis Orlando Justiniano Añez y Guido Nayar Parada.

“Estamos hablando de una élite económica de Santa Cruz que había administrado el poder económico por décadas y que se veían afectados por las transformaciones sociales en sus intereses económicos. Por tanto, llevaron adelante una iniciativa para dividir Bolivia”, dijo Llorenti y mostró imágenes de algunos documentos encontrados en la computadora de Rózsa.