Páginas vistas en total

lunes, 26 de septiembre de 2011

condena la violencia y llama a la solidaridad. la Iglesia por boca de sus portavoces se pronuncia urgente


La Conferencia Episcopal de Bolivia, a nombre de la Iglesia Católica, se pronunció nuevamente para hacer un llamado a la pacificación en el conflicto del TIPNIS; esta vez con un llamado directo al gobierno. “La violencia niega la dignidad de las personas”

Este el comunicado emitido en conferencia de prensa este lunes.

Los últimos hechos acaecidos en la madrugada en el caso del TIPNIS, la intervención violenta a la marcha, personas detenidas, heridos y desaparecidos ha levantado la voz de alerta y solidaridad de varios sectores de la sociedad boliviana. La Conferencia Episcopal ha emitido un pronunciamiento con relación a estos hechos.

La Conferencia Episcopal Boliviana lamenta que se haya recurrido a la violencia renunciando al diálogo como camino de soluciones pacíficas y concertadas al problema del TIPNIS.  Condenamos las acciones de intervención y represión al campamento de los hermanos marchistas, que según la información directa de nuestros agentes pastorales de la zona y las versiones que han proporcionado los medios de comunicación, ha ocurrido cuando ellos se encontraban en total situación de indefensión.

A tiempo de lamentar el fallecimiento de otro niño, el número de heridos, la situación de los que estuvieron detenidos y el paradero de los desaparecidos, pedimos a las autoridades responsables garantizar los derechos fundamentales de estas personas.

En nombre del Dios, Padre de todos y Señor de la Vida, exigimos a las autoridades nacionales renunciar al camino de la represión, la persecución y la violencia que no soluciona los problemas y demostrar, con acciones coherentes, el discurso de escucha y defensa de los derechos de los bolivianos, especialmente de las poblaciones más pobres y vulnerables.  El diálogo sincero es el único camino que puede garantizar soluciones pacíficas y duraderas para el bien de todos.

Convocamos nuevamente a todos los fieles a elevar oraciones por el restablecimiento de la paz y la plena vigencia de los derechos humanos en nuestro país.

Mons. Oscar Aparicio
Obispo Auxiliar de La Paz y
Secretario General de la Conferencia Episcopal Boliviana