Páginas vistas en total

lunes, 20 de febrero de 2012

Chávez operado de emergencia en Cuba. silencio de fuentes oficiales. periodistas generalmente bien informados dicen que su situación revista gravedad. no hay desmentido alguno. OPINION

Evo y Chávez en una de las muchas visitas realizadas a Bolivia
 
Este fin de semana de las fiestas de Carnaval otras dos noches se llenaron de incesantes rumores sobre el estado de salud del presidente venezolano Hugo Chávez, mientras un silencio sepulcral rodea al Gobierno de Caracas.



Según se conoció de fuentes oficiales en esta ciudad, todo dio comienzo el sábado 18 por la noche, cuando se produjo un inusual movimiento de gente en el Palacio de Miraflores, ubicado en el centro-oeste de Caracas, cerca del casco central de la ciudad y a pocos metros del Palacio Federal Legislativo.



Allí, se indicó que Chávez estaba siendo operado de emergencia en el hospitalito montado allí para los efectos de que surtiese cualquier eventualidad y pueda ser atendido con todas las seguridades del caso y no se pierda tiempo valioso en su traslado hasta un centro hospitalario.



Lo que más llama la atención es que ningún funcionario del Gobierno “Chavista” salió el domingo a desmentir los rumores y tampoco se informó la razón por la que no hubo el tradicional programa “Aló Presidente”. La TV oficial, mientras tanto, emite una programación anodina por sus contenidos y no hay ninguna noticia oficial sobre lo acontecido.



Al anochecer del sábado, se indicó que Chávez fue llevado en la madrugada del domingo de emergencia a Cuba, donde supuestamente se encuentra en estos momentos. Al atardecer el avión presidencial aterrizó en Barinas y en cuestión de horas volvió al aire con rumbo desconocido. Supuestamente fue a recoger a la madre del Señor Presidente.

Este lunes parece que una junta médica se reúne y evalúa si lo operarán o no de un absceso, esta vez en el colon.

Estas versiones han sido divulgadas ampliamente por sin número de personas a través de la red social del “tweeter”, inclusive se publicó la foto del avión presidencial en Barinas, a unos 10 kilómetros del centro de Caracas.



Los rumores cobraron fuerza cuando empezó a informar a altas horas de la noche Nelson Bocaranda, el periodista “mejor dateado” de Venezuela y quien fue el que reveló que Hugo Chávez padecía de cáncer el año pasado.



Según Bocaranda hay una junta médica que consulta la conveniencia de operar o no a Chávez (tiene las plaquetas muy bajas. La semana pasada se le vio con hematomas bajo el ojo derecho).



Alberto Ravell, otro periodista bien dateado, ex director de Globovisión, usa lenguaje críptico para informar lo que ocurre. Por ejemplo dice que “llamo a Miraflores y nadie responde” (Chávez no está ahí sino en Cuba) o “estoy leyendo la Constitución”, para determinar qué manda a hacer la ley en caso de desaparición temporal o definitiva del presidente.



En nuestro caso, pese a las fuentes de indudable crédito, preferimos el silencio, porque más de una vez ha ocurrido que informan de un Chávez agonizante y el hombre aparece a los dos o tres días para dar interminables discursos. Sin embargo, esperaremos el amanecer del nuevo día y entonces veremos.
///HM//frv