Páginas vistas en total

jueves, 23 de febrero de 2012

no tienen verguenza. los tratan con la misma violencia que a los indígenas de Chaparina. es el colmo de la iniquidad a dónde puede llegar este Régimen Masista.

Opinion aclara la foto de archivo en otro momento
Las personas con discapacidad y la policía se enfrentan a dos cuadras de la Plaza Murillo. El sector rompió un primer cerco policial conformado por mujeres policías, sin embargo se impidió su ingreso al kilómetro cero con otro resguardo, está vez salieron los hombres a impedir el paso del sector. Los marchistas, apoyados por otras personas, tomaron de rehén al policía Paulino Quispe. La zona está gasificada y los policías utilizan aparatos para electrocutar a los marchistas.

El primer cerco estaba ubicado en la calle Ingavi esquina Genaro Sanjinez, en aquel punto, sólo habían mujeres de la Unidad Táctica de Operaciones Policiales (UTOP). Frente a ellas más de 150 personas que conforman la Caravana por la Integración intentaron desbaratar ese muro humano. Lo lograron, con ayuda de los ciudadanos que se sumaron a esta manifestación.

Sin embargo, sólo lograron avanzar una cuadra, porque en la Ingavi, esquina Yanacocha, se instaló otra valla policial, pero está vez salieron los hombres a impedir que los discapacitados ingresen a la Plaza Murillo. El sector de las personas especiales intenta romper también este nuevo impedimento, utilizando sus sillas de ruedas, sus bastones y petardos que revientan frente a los policías.

Los más de 150 discapacitados se enfrentan a unos 40 policías que impiden su paso. “Sólo queremos instalar una vigilia en la plaza Murillo”, dijo uno de los marchistas. Mientras esperan que el diputado por Convergencia Nacional (CN), Jaime Estívariz intervenga por ellos, para poder llegar a su meta, el kilómetro cero.

En los amagues de enfrentamientos, los niños, que marcharon junto a sus padres durante 100 días, están asustados, los marchistas lloran mientras golpean a la fuerza del orden con lo que pueden.  Mientras que la policía se incrementa e intenta desbaratar la manifestación de marchistas a empujones y usando la fuerza con el uso de aparatos que pasan corriente. Un discapacitados se encuentra mal por haber sido electrocutado. Mientras que el policía rescatado por sus camaradas se encuentra con heridas, golpes y mordeduras de perro en el cuerpo.

Al lugar se presentados los parlamentarios, Yanine Añez y And´res ortega, ambos de Cobnvergencia Nacional para brindar su apoyo al sector en manifestación. Ellos mantienen la cadena humana en la calle Indaburo, en la puerta de la Central Obrera Boliviana (COB), mientras que la policía camina rumbo a ese lugar en su intento de dipersarlos.