Páginas vistas en total

jueves, 21 de junio de 2012

Esta madrugada miles de personas, con mayoría de indígenas de Los Andes, celebraron a dos divinidades propias, la Pachamama y el Inti. En decenas de sitios señalados por la antigua historia, pero sobre todo en Tiwanaku, dieron por inaugurado el año agrícola con rituales “contaminados” y, además el comienzo del Año Nuevo Aymara 5.520. Creyentes y curiosos asistieron y participaron de lo que los sacerdotes indígenas oficiaban. Primero con varias manifestaciones de agradecimiento a la Pachamama y luego recibieron el primer Sol invernal, cuya unidad hace el milagro de alimentar a los pueblos. 
(segmento y caricatura de OPINION, CB)