Páginas vistas en total

viernes, 22 de junio de 2012

extensa crónica de El Dia referida a la "rebelión de los policías" que toman cuarteles, armamento y municiones de sus jefes y se convierte en un Motín General


El Gobierno de Evo Morales enfrenta su mayor rebelión policial. Miles de uniformados se han amotinado en varias ciudades en protesta por los bajos salarios que perciben. Por la mañana, tomaron por la fuerza la UTOP, una unidad clave antidisturbios a pocos metros del palacio presidencial; en tanto que en nuestra ciudad, las mujeres de los policías entraron en huelga de hambre y parte de los uniformados se acuarteló.
El conflicto comenzó semanas atrás cuando las esposas de los uniformados protestaron para que las autoridades nacionales escuchen sus demandas.
A casi 10 años después de que la ciudad de La Paz, se convirtiera en un escenario de hechos sangrientos por los enfrentamientos que se registraron entre uniformados policiales y la fuerza militar, ayer transeúntes de la Plaza Murillo, volvieron a sentir una situación similar a la de febrero del 2003.

Alta tensión en La Paz. Por la mañana las esposas de policías, sargentos y uniformados de baja graduación tomaron el control de las instalaciones de la Unidad Táctica de Operaciones Policiales (UTOP) en demanda del aumento salarial igual al que reciben los militares, la anulación de la Ley 101 que impide a los efectivos subalternos el derecho a la defensa y el debido proceso que garantiza la Constitución Política del Estado.
El ambiente se tornó tenso durante toda la mañana, ya que en un principio, decenas de manifestantes, entre policías de civil y sus esposas, marcharon con palos en mano desde la estación policial de la zona San Pedro, en cuyas puertas de salida fue instalado el primer piquete de huelga de hambre desde el pasado 18 de junio, hasta las instalaciones de la UTOP, lugar de donde sacaron a golpes a dos camaradas suyos.
Finalmente, la violencia se desbordó  en este recinto. Los efectivos (entre uniformados y civiles) se enfrentaron con gases lacrimógenos, palos y piedras al interior del edificio de la UTOP, donde estaban vehículos de jefes policiales. Los vidrios de uno de los motorizados fueron destruidos y de su interior los uniformados sacaron armas, municiones y documentos. Los jefes policiales que estaban en esta unidad abandonaron el lugar ante la violenta toma de la UTOP.
La dirigente de este sector, Guadalupe Cárdenas, dijo que estas tomas y los acuartelamientos en el país, buscan lograr una profunda reflexión en las autoridades del Órgano Ejecutivo y sobre todo en el presidente Evo Morales para obtener la nivelación salarial igual o similar a lo que perciben los sargentos y suboficiales de las Fuerzas Armadas.
Cárdenas, explicó que un policía inicial, que estudió dos años, gana cada mes 840 bolivianos, además de un Bono de Seguridad Ciudadana de 400 bolivianos, con lo que percibe un total de 1.240 bolivianos. "Mientras un gendarme o guardia municipal inicial gana 2.000 bolivianos y un sargento inicial de las Fuerza Armadas 3.700 bolivianos. Ahí podemos ver la gran diferencia que hay", señaló.
Por su parte, el presidente de la Asociación Nacional de Suboficiales, Sargentos, Clases y Policías (Anssclapol), Edgar Ramos, dijo que esta lucha será hasta las últimas consecuencias.

Santa Cruz en emergencia.  Entre tanto, en el departamento de Santa Cruz, los policías se declararon en emergencia y anunciaron que permanecerán acuartelados sin prestar sus servicios hasta que las autoridades nacionales los tomen en cuenta y atiendan sus demandas, informó Omar Guallani, presidente de la Anssclapol de Santa Cruz. "Esperamos que los altos mandos de la Policía también se sumen a nuestras demandas, porque esto no solo nos favorecerá a nosotros, sino que también a ellos", aseguró Guallani.
Todos los policías presentes en el lugar se cubrieron sus rostros para no ser identificados.
A su vez, la representante de las esposas de los policías de Santa Cruz, Miriam López, anunció que al piquete de huelga de hambre que instalaron ayer por la tarde con más de diez mujeres, hoy se sumarán más personas, incluyendo a sus hijos. "Si tiene que correr sangre aquí, pues entonces va pasar de todos, pero nosotros vamos con nuestras demandas hasta lo último", enfatizó  López.

El Gobierno no ve motín. Pese a la escalada del conflicto, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, negó que exista un motín en la Policía  y  a decir de él, algunos sectores intentan "magnificar", "interesadamente" la vigilia instalada por mujeres de agentes que se autodesignan esposas de policías.
Romero, consideró que la vigilia de mujeres instalada en recintos policiales, afectan la imagen de la institución del orden.
La Paz se encontraba ayer sin resguardo policial, mientras que en el Palacio Quemado se redobló la vigilancia militar con armamento. Los portones del Palacio de Gobierno se encuentran con docenas de soldados custodiando.
Protesta
Pliego petitorio de los policías
Acciones. En las diferentes ciudades del país, donde se encuentran realizando protestas y movilizaciones las esposas de los efectivos policiales de sus diversas unidades y los mismos uniformados, llevan por delante un solo pliego petitorio en común que exigen a las autoridades nacionales, que les cumplan caso contrario amenazan con medidas extremas:
- Nivelación de los sueldos al nivel que del Ejercito.
- Abrogación de la Ley 101.
- La jubilación al 100%.
- Creación de la Defensoría de la Policía.