Páginas vistas en total

jueves, 14 de marzo de 2013

El Dia de SC, ha utilizado despachos noticiosos y su propia redacción. Francisco es amante del tango y del fútbol como buen porteño. humilde y austero


El cardenal argentino Jorge Mario Bergoglio, el papa Francisco, es un jesuita con una sólida formación académica, considerado un hombre dialogante y moderado, amante del tango e hincha del equipo de fútbol San Lorenzo.

Quien hasta ahora era la máxima autoridad de la Iglesia argentina está considerado como un hombre prudente, lo cual no ha impedido que mantuviera fricciones con el actual gobierno del país, en temas como el matrimonio entre personas del mismo sexo.

En 2005 pidió que no votaran por él.
 En 2005, tras la muerte de Juan Pablo II, el arzobispo de Buenos Aires pidió a los cardenales electores que no le votaran.
Entonces quedó en segundo lugar, tras Benedicto XVI, con quien ahora convivirá como Papa emérito, en una situación inédita.
Arzobispo de Buenos Aires y primado de Argentina, Bergoglio ha sido en la Santa Sede miembro de la Congregación para el Culto Divino y la disciplina de los Sacramentos; de la Congregación para el Clero; de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y de las Sociedades de Vida Apostólica; del Pontificio Consejo para la Familia y la Pontificia Comisión para América Latina.

Proviene de una familia de origen italiano. Nació en Buenos Aires, en el seno de una familia de origen italiano y comenzó su carrera en la Iglesia con 21 años tras estudiar ciencias químicas.
Fue ordenado sacerdote el 13 de diciembre de 1969 y, en plena dictadura militar argentina, entre 1973 y 1979, fue enviado a Alemania, de donde pasó a la iglesia de la Compañía de Jesús de Córdoba.
En 2001, Juan Pablo II lo nombró primado de la Argentina y ocupó la presidencia de la Conferencia Episcopal durante dos períodos hasta que abandonó el cargo porque los estatutos le impedían seguir.

Libró una ‘guerra de Dios’ contra el Gobierno. Durante este periodo, fue conocido por la tensa relación que mantuvo con los gobiernos del fallecido Néstor Kirchner y de su esposa y sucesora, Cristina Fernández.
La frialdad que marcó el tono de sus relaciones con el kirchnerismo se transformó en enfrentamiento abierto en temas como la crisis por las diferencias entre el gobierno y las patronales agrarias, la aprobación de la ley que reconoce el matrimonio homosexual y la polémica sobre el aborto.
En 2008, durante el conflicto con el campo, Bergoglio llegó a pedir a Cristina Fernández un "gesto de grandeza" con las patronales agrarias, denunció "homogeneización" del pensamiento y "crispación social".
En 2010, la cúpula de la Iglesia católica argentina libró una "guerra de Dios" contra el gobierno y trató por todos los medios de evitar la aprobación de la ley que reconoce el matrimonio entre personas del mismo sexo.
Vivía solo en un apartamento. Conocido por su sencillez, Bergoglio vivía solo, en un apartamento, en el segundo piso del edificio de la Curia, al lado de la Catedral de Buenos Aires, en el corazón de la ciudad.
Medios locales recuerdan  cómo desde la ventana de su apartamento fue testigo de la violencia que se vivió en la Plaza de Mayo durante la crisis de diciembre de 2001.
Indignado, llamó al ministro del Interior para pedirle que diera instrucciones para que los agentes diferenciaran entre activistas y ahorradores que reclamaban por sus derechos.

De bajo perfil y solo viaja en transporte público. 
Poco amigo de las apariciones en los medios, Bergoglio ha tratado de mantener un bajo perfil público, acostumbra a viajar en transporte público e incluso acude a confesar a la Catedral.
De hecho, fue de los pocos cardenales que cuando llegó a Roma para la elección del papa no se subió a vehículos oficiales.
Aunque goza de buena salud, sufre problemas respiratorios tras la pérdida de un pulmón en una intervención quirúrgica.
El nuevo papa es un amante de los autores clásicos, disfruta del tango y no oculta su pasión por el fútbol, en especial por el San Lorenzo de Almagro. Tiene una camiseta firmada por los jugadores.

Desafíos
Retos a los que se enfrenta Francisco
El papa Francisco tiene que afrontar importantes retos dentro de la Iglesia, como son una mayor colegialidad, la reforma de la curia, para hacerla más eficaz y transparente, y potenciar la nueva evangelización en un mundo cada vez secularizado.
Debe afrontar, asimismo, los casos de clérigos pederastas, siguiendo las líneas de tolerancia cero adoptada por Benedicto XVI, la escasez de vocaciones, el celibato sacerdotal, una mayor presencia de la mujer en las instituciones de la Iglesia y la mejora de las relaciones con el Islam y, sobre todo, con los judíos.
En un mundo cada vez más secularizado, donde la religión, como denunció en numerosas ocasiones el papa Ratzinger, se pretende relegar al ámbito privado, el 266 sucesor de San Pedro tiene que trazar las líneas para recuperar ese espacio.

Cónclave 
Elección tardó más de 25 horas
1. Los 115 cardenales han tardado poco más de 25 horas en elegir al sucesor de Benedicto XVI. La rapidez en la elección mantiene la tónica de los últimos decenios, en los que no se han superado las once votaciones.

2. Para crear la 'fumata blanca' se utiliza clorato de potasio, lactosa (que sirve como combustible fácilmente inflamable) y colofonia, que es una resina natural que se obtiene a partir de pino amarillo. Para lograr el humo negro se emplea perclorato de potasio, antraceno (un componente de alquitrán de hulla) y azufre. La estufa es de hierro fundido.

La reacción en el mundo
Pontificado. La misa de inicio de pontificado del papa Francisco será el 19 de marzo, festividad de San José, patrón de la Iglesia, informó Federico Lombardi. El nuevo pontífice Francisco ya ha hablado por teléfono con el papa emérito Benedicto XVI.
Argentinos. Los católicos de Buenos Aires pasaron de la sorpresa absoluta al estallido en júbilo tras recibir la noticia.
¡Viva el Papa!", "¡Francisco, Francisco, Francisco!", "¡se hizo justicia divina!", comenzaron a gritar los presentes.
Sorpresa. La comunidad internacional, en especial la latinoamericana, acogió ayer con sorpresa y alegría la elección del cardenal argentino. La presidente argentina, Cristina Fernández, felicitó a Bergoglio y le deseó una "fructífera tarea pastoral de paz en la humanidad".
Boliviana. La boliviana Olga, residente romana de unos 40 años y que acudió con su bebé a la plaza, aseguró que no se esperaba para nada esta elección porque el nombre del cardenal Bergoglio no estaba entre los que más habían sonado, pero que se encontraba "muy feliz" por tener el primer papa latino.
Brasil. Aunque algo decepcionados, decenas de brasileños que acudieron ayer a la Catedral metropolitana de Sao Paulo, con la esperanza de que el arzobispo Odilo Scherer se convirtiese en Papa. "Queríamos un Papa brasileño. Está todo bien", dijo Rosivaldo dos Santos
Venezuela. El fallecido mandatario venezolano, Hugo Chávez, debió influir desde el cielo para que ayer fuera electo por primera vez en la historia un Papa latinoamericano, el cardenal argentino Jorge Mario Bergoglio, dijo en tono jocoso el presidente encargado, Nicolás Maduro.
Español. El director de la Real Academia de la Lengua, José Manuel Blecua, consideró "una gran noticia" que el nuevo papa, Francisco, el cardenal argentino Jorge Bergoglio, hable español, la lengua compartida por cerca de 500 millones de personas en América y otras regiones.